Cómo Riot está creando su propio “universo cinematográfico”

Riot, Arcane y mitología.

Desde la explosión de Marvel en el cine, está muy de moda el uso del concepto "universo cinematográfico". Con él se hace referencia a un conjunto de películas y series que se desarrollan en una misma realidad ficticia. Pero este concepto no es en absoluto nuevo. La idea de contar distintas historias entrelazas entre sí que se desarrollan en un mismo universo es tan antigua como nuestra historia.

En el cine, los videojuegos, la literatura… En general, en los medios narrativos, la mitología siempre ha sido un tema de estudio. Cómo las personas llevamos toda la historia contando las mismas historias, una y otra vez, en distintos lugares y momentos de la historia, desde Mesopotamia hasta Star Wars, es algo que tiene un gran interés: podemos conocer "fórmulas" que llevamos repitiendo toda la historia y siempre han tenido éxito (lo que no significa que cualquier obra hecha en base a ellas vaya a triunfar o a ser buena). 

El primer mito del que se tiene constancia es el de Gilgamesh (a el que Destripando la Historia le dedicó una canción). A partir de ahí, se conocen muchos más mitos. Toda la mitología egipcia, grecolatina, nórdica… Son historias con unas características concretas y personajes perfectamente reconocibles para casi toda la población.

Pero la mitología no es solo algo de la historia remota. Está el "panteón de los dioses" (conjunto de los dioses o personajes de una mitología) del siglo XIX: Frankenstein, vampiros, momias… Y, en el siglo XX, se habla del que se creó entorno a los superhéroes que, desde hace años, está cobrando una relevancia enorme. Sobre todo, a través de los universos cinematográficos de DC y Marvel, de los que ya hemos hablado.

Riot está creando su propio universo cinematográfico

En paralelo, en 2009, se estrenó el League of Legends (hijo de DotA), un MOBA que, poco a poco, iría creciendo. Fue sumando personajes a su juego y creando una historia, un "lore" propio que se podía conocer a través de frases de los personajes, pequeños textos, guiños dentro del juego y, sobre todo, los videoclips en los que se mostraba su universo de una manera completamente distinta, y que, de alguna manera, han marcado el desarrollo de Arcane. Además, para los que tuvieran mucho interés, había entradas dentro de la propia página de Riot Games en las que se explicaba la historia de cada personaje y de su mundo. También se llegaron a publicar cómics que contaban el lore del videojuego.

Pero, para la mayoría de los jugadores, los personajes eran poco más que muñecos que hacían más o menos daño y tenían más o menos armadura. De hecho, en muchas ocasiones los diseños no eran más que copias de marca blanca de otros personajes más famosos (por ejemplo, Jinx de Harley Quinn), pero con considerablemente menos ropa.

Esto ha sido así hasta hace muy poco. Riot Games no se ha ganado la “s” de su nombre hasta hace apenas unos años en su historia como estudio de videojuegos. Diría que fue estrenando Team fight Tactics, Legends of Runeterra y los que han seguido los últimos dos años, más los que están anunciados y por anunciar para diversas plataformas. Esto está haciendo que el mundo de Runaterra se vaya expandiendo y dando a conocer, desde distintas perspectivas.

Pero lo que ha cambiado la relación de los jugadores con los personajes y la historia del LoL ha sido Arcane, la serie de animación que se estrenó a finales del año pasado y que ha sido un éxito enorme. Esta serie, además de ser algo muy excitante tanto para fans del juego como para amantes de la animación, supone un cambio enorme en la perspectiva de los jugadores sobre el juego. Ya no son muñecos semidesnudos que hacen magia, sino personajes completos con vidas e historias, con traumas y objetivos. 

Arcane cambia completamente la seriedad con la  que se toman, tanto Riot como los jugadores de LoL, Runaterra. Han hecho un rediseño de todos los personajes que aparecen en la serie, dándoles así mucha más personalidad. También han trabajado en sus historias y en sus relaciones, y los han convertido en estrellas fuera del juego: muchas de las personas que han visto Arcane no han jugado ni van a jugar al LoL; pero saben quién es Vi o Heimerdinger.

Con esto, se está creando su propio panteón de los dioses, su propia mitología. Riot está creando su propio "universo cinematográfico"; no solo cinematográfico, sino multimedia. Si lo hacen bien, su mundo y sus personajes podrían llegar a competir con los de los superhéroes y convertirse, así, en algo equivalente a Marvel, DC, o el Valhala. Albergaría un mundo denso, lleno de historias y "héroes" perfectamente reconocibles. Pero... apenas han empezado a rascar. Aún les queda mucho contenido que convertir en series y videojuegos. 

 

5 2 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x