Análisis de Nocturnal

Con el lanzamiento de "Nocturnal" el estudio Sunny Side Games ha aportado su grano de arena al género, ofreciendo un juego que cumple con nota todo lo que se espera de estos juegos. Aquí os traemos el análisis de Nocturnal.

Análisis de Nocturnal. A efectos prácticos, "Nocturnal" no aporta nada extremadamente novedoso que suponga un antes y un después dentro del universo de los videojuegos indie, pero la ejecución que lleva a cabo de la conocida fórmula de los metroidvania supone una visión innovadora con respecto a lo que llevamos años acostumbrados. 

En primer lugar, la historia que nos presenta. El desarrollo de los acontecimientos ocurre en la antigua Persia, una localización geográfica de la que no tenemos mucha representación en la industria del videojuego (además de la conocida saga de Prince of Persia). Nuestro protagonista, Ardeshir, regresa a su tierra natal, una isla llamada Nahran cubierta de una amenazadora niebla negra que arrasa con todo ápice de vida que atreva a adentrarse en ella. 

A medida que vamos avanzando en la historia del juego iremos descubriendo el destino fatal al que se enfrentaron los familiares y conocidos de Ardeshir. Pero ésto solo lo sabremos si nuestro espíritu explorador es lo suficientemente fuerte, ya que una forma muy curiosa que tiene el videojuego de trasladarnos lo ocurrido es a través de hojas escritas que se hayan meticulosamente escondidas en el mapa, y no es hasta que resolvamos un puzle o encontremos una puerta secreta que destruir cuando podremos dar con uno de estos fragmentos de los relatos de Nahran. No obstante, este método es poco habitual pero no es único. Siempre recordaremos cómo en la saga Dark Souls es a través de la lectura de las descripciones de los objetos y armas como acabamos conociendo el lore completo.

Así mismo, en ocasiones nos encontraremos a un soldado pacífico sentado al lado de un banco vacío, con el que, si interactúamos, nos contará más información sobre los hechos ocurridos en Nahran.

Análisis de Nocturnal

Análisis de Nocturnal

Pasemos ahora a la jugabilidad. Como comentamos al principio del artículo nos encontramos ante un videojuego tipo metroidvania de scroll lateral en el que progresamos mediante el aprendizaje de diversas habilidades y la mejora de las mismas. Ardeshir es un soldado el cual debe ir adentrándose de nuevo en Nahran mientras lucha contra enemigos diversos así como el mayor y temido enemigo del juego; la niebla oscura y misteriosa que mata a los pocos segundos de adentrarnos en ella. 

En este análisis de "Nocturnal", la novedad en este aspecto aparece cuando es el fuego el que nos permite cruzar la niebla sin dificultad y potenciar nuestros ataques. Esto, que parece el típico elemento que sirve para facilitar la vida al jugador, no es para nada así. Para empezar, no llevamos una antorcha, sino una espada que imbuimos en fuego de manera temporal, ya que el fuego se consumirá a los pocos segundos de haber encendido el arma del protagonista. Para que esto no resulte un elemento limitante, los desarrolladores nos colocan varias antorchas a lo largo del mapa, para ir teniendo puntos de control al que poder volver en caso de que la espada de Ardeshir se apague. 

No os vamos a engañar; la distancia a la que se sitúan las antorchas no es lejana, y esto puede que resulte determinante para aquellos jugadores que aspiren a retos difíciles. Sin embargo, a medida que avanzamos en el videojuego, la localización entre antorchas aumenta y su accesibilidad empeora. Además, en ocasiones, para avanzar hay que seguir a una de estas antorchas en movimiento, y para ello hay que ir haciendo parkour mientras mantenemos la llama encendida. 

La dificultad y cantidad de los enemigos también va aumentando a medida que avanzamos en el desarrollo del videojuego. No obstante, dicha dificultad está muy balanceada, ya que las habilidades que vamos aprendiendo hacen que esta vuelta de tuerca apenas la notemos. Además, los kunai y las hogueras de fuego permanente (que hacen que podamos usar el fuego de manera permanente) también ayudan.

Siendo realistas, "Nocturnal" no propone un gran reto de dificultad, sin embargo, el incremento de la misma es sutil y no resulta en una experiencia brusca ni desesperante.

Con lo que respecta al apartado gráfico, estamos ante un videojuego de un marcado estilo personal. Con “Nocturnal” hemos disfrutado de un estilo gráfico relajado, de colores análogos que se sitúan en los tonos fríos de la rueda cromática, muy acorde con la temática de tristeza de la que se es partícipe por la propia historia del videojuego.

Análisis de Nocturnal

Análisis de Nocturnal

La contraparte viene, como no podía ser de otra forma, por el fuego, que aporta la calidez con respecto a los anteriormente mencionados tonos fríos. Esta metáfora se hace muy palpable cuando tenemos zonas plenamente cubiertas por la niebla oscura y el único punto de luz proviene de la llameante espada de Ardeshir. 

Con todo esto, podemos asumir que “Nocturnal” cumple como videojuego del subgénero metroidvania, a pesar de que la duración es breve y que la dificultad no es de las más extremas dentro del amplio catálogo de juegos.

Como valoración final, a "Nocturnal" le doy un puntuación final de 6 sobre 10 ya que se trata de un videojuego muy bueno que cumple con creces lo que se espera de él pero por otra parte no sobresale dentro del género. Esto hace que sea aburrido y que mediante su jugabilidad no vivamos una grata experiencia gamer.

Hemos podido realizar este análisis gracias a una clave cedida por Jesús Fabre.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x