Skyrim

Se cumplen 10 años desde que nos metimos por primera vez en la piel del Sangre en Dragón en The Elder Scrolls V: Skyrim. Hoy celebramos su décimo aniversario.

11/11/11. Con esta fecha tan icónica e irrepetible llegaba a hogares de todo el mundo uno de los juegos más esperados del momento: The Elder Scrolls V: Skyrim, el cual celebra hoy su décimo aniversario. Es difícil medir el impacto que la quinta entrega de la icónica saga ha tenido en el mundo de los videojuegos. Un extensísimo mundo abierto que nos daba libertad en un mundo de fantasía medieval. La misión que se nos encomendó de salvar Tamriel de la amenaza de Alduin solo es una excusa para salir a explorar uno de mis mundos abiertos favoritos hasta la fecha. Diez años desde que nos metimos por primera vez en la piel del Dovahkiin.

Antes de escribir estas líneas me he metido una vez más en la piel del ‘Sangre de Dragón’. No precisamente para poder hablar de él justo en su décimo aniversario; el cuerpo me pedía empezar una partida desde cero, y más cuando tenía la Edición Especial de PS4 esperando a ser estrenada. El resultado ha sido decenas de horas de disfrute y tomarme esta nueva partida con más calma para apreciar mejor el basto mundo que ofrece la región de Skyrim. Espera, ¿hemos puesto en la portada 10º aniversario en idioma Daedra? Sí, lo hemos hecho.

The Elder Scrolls V: Skyrim - Imagen 1

Por mucho que lo queramos, es un juego con bastantes fallos

Antes de continuar con todo lo bueno que alberga este ya mítico juego, hay que reconocer lo evidente: Skyrim tiene multitud de fallos. No me refiero al desaguisado que monta Bethesda en sus juegos; con suerte, los bugs acaban siendo hasta entrañables (salvo que te fastidien la partida o diversas misiones). Me refiero, más bien, a su naturaleza como juego de rol. Sí, lo es, aunque a veces no lo parezca. Es un juego orientado a la batalla, donde las opciones pacíficas brillan por su ausencia. Pensarían en Bethesda que en una historia tan épica como la del Sangre de Dragón no sería necesario resolver los conflictos usando la palabra.

En un RPG la inmersión es fundamental y, posiblemente, es la mayor losa sobre la que descansa el juego. A veces da exactamente igual lo que hagas, sientes que tus actos no tienen repercusión en el mundo que te rodea, sobre todo con el tema de las facciones. Puedes hacer misiones para los Capas de la Tormenta o para los Imperiales por igual, al menos hasta que las completas todas. Esto es un poco la tónica habitual en los juegos de Bethesda. El único juego que lo hace todo completamente bien, en este apartado, de entre sus títulos es Fallout: New Vegas; juego que, casualmente, está desarrollado por Obsidian, aunque se encuentre bajo el paraguas de Bethesda.

Yo solía ser un aventurero como tú, hasta que un día me hirieron en la rodilla con una flecha…

Por desgracia, su apartado técnico ya se encontraba obsoleto desde el día de salida. Por mucho que me encanten sus mecánicas y sus cambios entre primera y tercera persona, gráficamente ya estaba desfasado. No debería comparar juegos de magnitudes diferentes, ya que el corazón de Skyrim se basa en un mundo abierto gigantesco, con mucha vida y con la posibilidad de interactuar con casi cualquier objeto. Saliendo en la generación de PS3/Xbox 360, algunos juegos de años anteriores se ven gráficamente superiores. Mal parado sale en comparación a Metal Gear Solid 4, lanzado tan solo 3 años antes. Aunque, todo sea dicho, lo que hicieron con esta entrega de MGS es de estudio, ya que pocos juegos lo igualan gráficamente en su consola de origen, pese a haber salido solo dos años después de ésta.

Otro pequeño problemas que suele costar pasar por alto es la conducta, a veces errática, de los NPCs. Tienen menos movimiento que una bandera sin viento, y a menudo suceden simultáneamente conversaciones de varios personajes que se solapan y que debemos escuchar al mismo tiempo. Un error que a veces hace sentir el juego torpe, y que acabó convirtiéndose en meme. Incluso hace que recordemos el juego con más cariño, irónicamente.

Su mundo abierto: La clave de por qué amamos Skyrim

Pero no he venido aquí a meterle caña al juego. Todo lo contrario, aunque creo que hay que ser justos: es una obra maestra con muchos errores. No es un juego al que volvamos por su misión principal la cual, pese a sus tintes de «epicidad», no da para demasiadas horas. Lo que realmente apasiona es su universo, recorrer el vasto mundo que nos ofrece, encontrarnos con diversos personajes y hacer (o no) las tareas que nos encomiendan. En definitiva, explorar cada rincón y cada caverna.

No son pocas las horas que he dedicado a recorrer cada escondrijo y, aun así, me queda mucho por descubrir. En mi primera partida, a la que le eché infinidad de horas, me quedaron bastantes zonas por visitar; rincones perdidos que escondían misterios. Cuando un juego te deja buen saber sabor de boca y quieres volver, algo está haciendo bien.

Así es como hace unos pocos meses me decidí a volver a empezar la historia de cero y, para mi sorpresa, recuerdo demasiado bien algunas misiones y lugares. Pensaba que con el tiempo se me olvidarían, pero han permanecido en mi memoria bastante bien. Con experiencia en la saga y en este juego especialmente, decidí hacer varias cosas diferentes; otras no, como volver a hacer de mi personaje un nórdico (sí, soy muy básico) o pasar varias horas en mi hogar, viendo lo relajante que puede ser tomarse un respiro de tanta aventura.

El hogar en Skyrim: un lugar donde descansar y sentirse reconfortado

Aprovechando que esta vez tengo todas las expansiones, he aprovechado para descubrir aún más posibilidades, como el hecho de poder crearte tu vivienda desde cero en vez de comprar las que el juego nos ofrece en las distintas ciudades. He cambiado la placidez de El Hogar de la Brisa, la casa más pequeña del juego, por mi propia vivienda, adoptando dos niñas, casándome y creándome algo más parecido a una mansión que a una casa. Gracias a los DLCs del juego se crea una nueva dimensión: la posibilidad de hacer role-playing.

Aunque parezca absurdo hacerlo en Skyrim, el llegar a casa y tener a personas esperándote es algo que le ha dado vida a los descansos, después de tanta exploración y cumplir misiones. No es una opción que me haya regalado muchas horas de juego, pero he disfrutado estos pequeños momentos. Incluso lo de casarme ha sido bastante divertido, aunque la boda en sí está muy poco pulida, ya que, en unos escasos minutos, pum, casados. Casi de un día para otro… y al finalizar la boda, cada uno por su lado y nos vemos en casa.

Todo este conjunto de pequeñas cosas es lo que añade valor a un juego con un mundo bien construido, pese a que algunos detalles a veces se notan, como el escaso tamaño de las ciudades. Aún con todo esto, Skyrim es uno de los juegos más disfrutables que he encontrado en tantos años de «jugón», hasta el punto de ser mi mundo abierto favorito. Y, hablando de las expansiones, volver a zonas de Morrowind vistas en TES III es un gran punto para rematar el juego original.

Skyrim: un lugar al que volver

No hay mucho que pueda decir sobre el juego que no se haya dicho ya. Pese a mencionar muchos de los aspectos negativos que tiene, es cierto que no he comentado mucho de lo que hace bien. Además, si lo hiciese, este texto sería el doble de largo. Más que analizarlo, quiero transmitir lo que sentimos al meternos de lleno en él, las vivencias que tenemos en su mundo; misiones o lugares geniales que visitar forman parte de la experiencia que Skyrim nos ofrece, se encuentran grabadas en nuestra mente a fuego.

Un juego que llegó en los años de auge de YouTube que, sin duda, contribuyó a agrandar una leyenda que ya de por sí era grande. Aunque me lo tome con calma y me lleve mucho tiempo, seguiré descubriendo poco a poco todo lo que el juego puede ofrecer. Recorrer el norte de Tamriel es una de esas experiencias que hay que vivir, al menos una vez, en nuestras vidas de «jugones». Larga vida a The Elder Scrolls V: Skyrim. Por otros 10 años más y los que tengan que venir.

 

Por Jorge Ruiz Diaz

Siempre detrás de una pantalla, escribiendo o jugando.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x