Avaricia, magia negra y mucha pólvora. Así es Taboo, la serie creada y protagonizada por Tom Hardy que pasó desapercibida en 2017. Hoy os traigo esta ficción olvidada de HBO

Una de las cosas que he aprendido con el tiempo y que más disfruto como espectadora es el acto revisionar. Películas y series que en su momento no te acabaron de convencer, pero que reposadas pueden cambiar tu perspectiva hacia ellas. Este es mi caso con Taboo (HBO, 2017), una ficción que no supe apreciar en su contexto de emisión y que tenía curiosidad por recuperar desde hacía tiempo. Pues bien, después de realizar hace unos meses un reportaje sobre otra de las grandes series injustamente valoradas del s.XXI, Halt and Catch Fire, hoy reivindico esta otra serie protagonizada por Tom Hardy y que, he de reconocer, se disfruta mucho más la segunda vez debido a su complejidad conceptual y a la minuciosidad de sus detalles.

Además, cuenta con un reparto compuesto por los mejores intérpretes británicos como Tom Hollander, Jessie Buckley, Jason Watkins o Jonathan Pryce, que siempre son sinónimo de calidad.

taboo - magia

Los tatuajes de Delaney muestran su lado místico

El comienzo de la decadencia del Imperio británico

Creada por Steven Knight y por el propio Tom Hardy, la serie se ambienta en el Londres de 1814 donde James Delaney (Hardy) vuelve a su tierra a raíz de la muerte de su padre. Delaney, quien se consideraba muerto tras una década en la que prestó sus servicios a las colonias africanas, hereda la isla de Nootka, situada en un lugar estratégico para el comercio asiático. Codiciada por la Corona, la Compañía de las Indias Orientales y el gobierno estadounidense, Delaney se enfrentará a los atentados y las artimañas políticas de aquellos que quieren su fortuna. Así, Taboo se puede definir como un drama político ambientado en pleno inicio de las crisis coloniales del Imperio británico y la guerra económica contra EEUU para conseguir una hegemonía mundial.

En sus 8 episodios, la serie contextualiza a la perfección el declive social del reinado de Jorge III, que se transformará en la era de esplendor victoriana. Taboo trata este periodo de transición donde los aires de grandeza del Imperio británico – si es que alguna vez se han esfumado – se trasladan a la mezquindad de la esfera política y entran de lleno en la sociedad en general. En definitiva, una guerra entre la clase alta y los bajos fondos. Unos en representación de la Corona y otros en representación de Delaney. De ritmo pausado, la narración centra gran parte de la trama en el “plan maestro” del protagonista para superar sus adversidades en un mundo de informantes, prostitutas y matones. Al igual que Taboo es un mundo de traiciones, avaricias y celos desmedidos.

Jessie Buckley interpreta a la actriz Lorna Bow

La perversidad de Mr. Delaney y compañía

Sin embargo, la estrella de Taboo es el propio protagonista. Un personaje que le viene como anillo al dedo a Tom Hardy, donde rudeza y misterio se juntan. Uno de los ejes de la serie es la creación de la psicología de James Delaney, ya sea por su manera de ser, de pensar y de actuar, como por la forma de ser percibido por su entorno. Un entorno social que choca con su consciencia amoral, violenta y visceral. No es de extrañar, pues, que el enigmático pasado de Delaney cobre esencial relevancia en el desarrollo argumental.

De padre inglés y de madre indígena, James Delaney es un hombre criado en lo ritual y lo atávico donde la magia negra tiene un significado especial. Unas imágenes ocultistas hipnóticas que aportan a Taboo un aura magnética y diferente a cualquier drama de época. Desde los enormes tatuajes que recorren su cuerpo, hasta los ritos mágicos y la fuerza bruta, todo construye la “naturaleza salvaje” de Delaney. Algo que lo convierte en exótico, pero también peligroso para el resto de personajes.

Dicho esto, es una lástima que la obra se focalice tanto en el protagonista. Esto juega en contra de la serie, que tiene personajes desaprovechados o que sólo sirven para que él evolucione, pero poco más. Por ejemplo, los personajes femeninos como Zilpha Geary (Oona Chaplin), hermanastra de James con quien comparte una relación casi incestuosa; o Lorna Bow (Jessie Buckley), una joven actriz que se proclama como la madrastra de Delaney y con quien comparte confidencias. Algo que es frecuente en los guiones de Knight, como en Peaky Blinders. Todos los personajes pivotan al rededor del héroe sin tener suficiente espacio propio. Esto es lo que hace que, en ocasiones, Taboo resulte «extraña» y un tanto repetitiva. Los protagonistas de Steven Knight siempre se mueven constantemente, no paran quietos. A lo mejor deberían frenar el ritmo y confraternizar con los demás personajes un poco más…

La serie apuesta por la introspección del personaje

¿Qué le espera a Taboo?

A pesar de ser considerada como una miniserie, Taboo fue pensada como una ficción de larga duración. La serie no ha sido cancelada en ningún momento, tan solo el proyecto se ha ido aplazando por causas ajenas a las intenciones de los creadores. Primero, la agenda de los dos grandes protagonistas – Tom Hardy y Jessie Buckley – ha sido imposible de cuadrar ya que no han parado de encadenar trabajos desde entonces. Segundo, Steven Knight parece estar más por la labor de continuar con su ficción estrella, Peaky Blinders, de la que ejerce como showrunner y también como único guionista. Y tercero, el poco entusiasmo que mostró el público por la serie, que se consideraba como una de las sucesoras directas de Game of Thrones de HBO en el apartado de period dramas, no fue una buena señal.

De todas maneras, la producción sigue en marcha y tiene como objetivo filmarse y estrenarse en 2022. Algo que se pronostica muy difícil dado que han pasado 5 años desde su estreno y que la situación de la televisión actual es diferente. ¿Es necesario retomar este proyecto? Mi corazón me dice que sí, pero mi cabeza me dice que no. Aunque la historia quedó un poco inconclusa, dejaron la posibilidad de que los personajes viajasen al Nuevo Mundo. Igualmente, ¿qué destino le esperará a Delaney en las Américas? ¿Estará Tom Hardy al mando? ¿Volverá Jessie Buckley a la serie teniendo un calendario abarrotado de futuros proyectos? Todo lo que rodea el porvenir de Taboo son demasiadas incógnitas y muy pocas respuestas. De momento, Knight dice que se ha planificado para tres temporadas. Habrá que esperar…

 

Por NuriaVT

Profe de videojuegos y cine de animación. Intentando que la cultura popular entre en la academia. Amante del cine de terror, aunque los survival horror no los puedo ni tocar. No me llames "cinéfila" porque no me gusta repartir carnets. También me podéis leer en Grupo RIRCA.

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x