Una de las mejores series de la última década que, por fin, es considerada como una ficción televisiva de culto años después de su final. Hoy os traigo el reportaje de Halt and Catch Fire.

Bienvenidos al motín”. No hay mejor manera de introducir Halt and Catch Fire (AMC, 2014-2017). Creada por Christopher Cantwell y Chris Rogers, esta serie es pura electricidad, magnetismo y revolución. Pero en este reportaje de Halt and Catch Fire también hablaremos del hecho de que se trata de una serie injustamente incomprendida. Una ficción que fue maltratada en su momento de emisión y que fue cancelada tras 4 temporadas y 40 episodios. Sin embargo, su escaso éxito no se debió a su falta de calidad. Fue la feroz competitividad por la lucha de contenidos con otras cadenas lo que le pasó factura. Así, los bajos números de las audiencias propiciaron su abrupta conclusión por parte de AMC en el mejor momento narrativo de la serie. Una auténtica lástima. Parece que al público no le interesaba ni la tecnología y ni la informática.

Disponible en España a través de Filmin, hoy rescato una de las que — en mi humilde opinión — se puede denominar como una de las mejores series de la década del 2010. Y, desde esta perspectiva, el tiempo y la crítica me dan la razón. Halt and Catch Fire ha pasado a convertirse en una ficción de culto que marcó la transición a la Cuarta Edad de Oro de la Televisión. Aunque lo hizo de forma exageradamente discreta…

halt and catch fire - promo

Un década de progreso tecnológico

Halt and Catch Fire es una serie con una temática atípica y, en primera instancia, enfocada a un público muy específico: la evolución e historia de la informática. El argumento sigue, durante 4 temporadas, a un grupo de ingenieros y desarrolladores entre 1983 y 1994 en lo que se considera el auge de la era tecnológica y la revolución digital. A través de sus cuatro personajes protagonistas, se adentra al espectador en un recorrido histórico por los grandes hitos de la informática. Muchos de estos hitos están inspirados en personajes ilustres y eventos reales, aunque los acontecimientos que pasan los protagonistas – Joe, Cameron, Gordon y Donna – son ficcionales.

Así, Halt and Catch Fire propone una perspectiva de revisionismo nostálgico con una actualización de las problemáticas a raíz de la tecnología del pasado a conflictos reconocibles en el presente. Un planteamiento que la serie desarrolla de manera inteligente y aguda, re-explorando lugares e inventos con una mirada contemporánea. Precisamente, su valor reside en alejarse de la impresión de «serie nerd« para abrirse a todos los públicos; además de su admirable capacidad de evolucionar.

La T1 se centra en la competencia empresarial entre las compañías ficticias Cardiff Electric e IBM por la construcción de las primeras computadoras portátiles; además, nos habla del auge de las inteligencias artificiales y de la aparición de Apple. La T2 adquiere un cambio de rumbo significativo hacia el diseño de videojuegos como herramientas ya no solo de entretenimiento; el comienzo de las redes sociales y los antivirus tienen un peso importante. En la T3, la trama se traslada a California como nuevo feudo industrial tecnológico, focalizándose en el trading online y los problemas de ciberseguridad. Finalmente, la T4 gira en torno al nacimiento de la red de internet global (WWW) y a la disputa por los códigos de motores de búsqueda y almacenamiento.

halt and catch fire - gordon

El ciclo del éxito y del fracaso

Como ya he comentado, la serie es muy ingeniosa a la hora de entremezclar los avances tecnológicos y su significación, tanto a nivel histórico como en las temáticas que trata. La innovación y el progreso científico sirven de epicentro para reflejar la lucha corporativa y el canibalismo industrial de la época a través de la evolución de los personajes. Unos protagonistas que son unos genios incomprendidos y «underdogs» adelantados a su tiempo, engullidos por un sistema empresarial que no los contempla. Así, gracias a este reportaje de Halt and Catch Fire descubrimos que el núcleo de la serie es el ciclo del éxito y del fracaso como una de las ansiedades universales que se desarrollan a través de las temporadas. Asimismo, también se hace hincapié en la falta de comunicación humana frente a la tecnología.

Joe, Cameron, Gordon y Donna representan el choque entre soñadores y realistas en un entorno hostil y despiadado. Unos personajes que son reales, complejos y completamente empáticos. Así, la ambición desmedida y la pérdida de control van a ser una de las temáticas subyacentes de la serie que, también, sirven como espejo de la época de crecimiento y bienestar de los años 80. En este sentido, Halt and Catch Fire re-define el concepto de «geek« para centrarse en personajes con una predestinación trágica como víctimas del sistema.

halt and catch fire - joe

El héroe trágico con traje y corbata

Más allá de sus temáticas, los personajes son el eje de la serie. Halt and Catch Fire es el perfecto ejemplo de una nueva forma de pensar, escribir y leer la complejidad de los personajes de la televisión contemporánea, que arrancó con Tony Soprano. Todo esto empieza por Joe MacMillan (Lee Pace) como prototipo de antihéroe de la era moderna. Inspirado en personalidades ilustres como Steve Jobs, Joe es un carismático ejecutivo con grandes ideas de progreso pero sin ningún conocimiento sobre el sector informático. Atractivo y enigmático, el personaje es la asimilación de la clase de «nuevo ricos yuppies» americanos de los años 80′, con hambre de estatus social y fiebre de éxito. Sin embargo, Joe se topará directo con la realidad que hará cambiar su comportamiento manipulador y egoísta. Un héroe torturado y de pasado oscuro con un gran arco evolutivo que mostrará sus debilidades y vulnerabilidades.

En contraste con Joe, tenemos a Gordon Clark (Scoot McNairy), un experimentado ingeniero informático como representación de la parte «geek» de la serie. Gordon sigue el modelo del genio a la sombra de la figura carismática cuyos sueños se ven truncados por algo mayor. Así, Joe y Gordon son fuerzas contrapuestas que siguen una dinámica de amor-odio, inspirada en la de Steve Jobs y Steve Wozniak. Siendo un personajes depresivo y condescendiente, Gordon es el reflejo del arquetipo de los límites entre la creatividad y la locura; así como del egoísmo e insensatez de la genialidad bajo la idea «el mundo me debe algo».

halt and catch fire - donna cameron

«Esto es una historia de amor»

Aunque los personajes masculinos tienen una narrativa igual de interesante que los femeninos, el auténtico corazón de la serie es la relación entre Cameron Howe (Mackenzie Davis) y Donna Clark (Kerry Bishé). Al igual que en la serie Fleabag – de donde he sacado la frase de este encabezado – la verdadera historia de amor se articula en torno al amor fraternal, en concreto, la sororidad femenina. De hecho, el nexo Cameron/Donna es una de las amistades femeninas mejor desarrolladas de la televisión que yo recuerdo. Un vínculo simbiótico entre los personajes que es uno de los hilos conductores de la serie y que, en gran medida, la sostuvo en sus momento más críticos. Tal como sucede con Joe y Gordon, ambas son mujeres contrarias que son fascinantes por separado, pero que cobran más sentido en conjunto.

Por un lado, Cameron es caracterizada como una joven prodigio de la programación, con una mente privilegiada para adelantarse a la demanda del usuario. Inspirada en Ada Lovelace, Cameron es el símbolo de la transgresión y rebeldía que maneja la serie. También representa el reflejo del idealismo y la tozudez de la juventud frente a un mundo conservador que rechaza la innovación cuando es  disruptiva e irreverente. Donna, por su parte, es la otra cara de la moneda. Esposa de Gordon, abandona su empleo como ingeniera de hardware para centrarse en ser ama de casa y madre, contentándose con un pequeño trabajo de oficina. El viaje de Donna es el más grande e interesante de la serie. Siendo consciente de sus capacidades intelectuales y ambición empresarial se convertirá en el prototipo de mujer de negocios de la época.

La historia de Cameron y Donna es de empoderamiento y redención personal que se convierte en un espejo de la realidad de la televisión actual.

 

Por NuriaVT

Profe de videojuegos y cine de animación. Intentando que la cultura popular entre en la academia y se tome en serio. Amante del cine de terror, aunque los survival horror no los puedo ni tocar. No me llames "cinéfila" porque no me gusta repartir carnets. También me podéis leer en Grupo RIRCA.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x