Análisis de Saint Kotar

Dos hombres de fe se despiertan en un pueblo de Croacia con sus recuerdos borrosos y unas terribles pesadillas en común. Incapaces de distinguir realidad de ficción, ambos se embarcan en una terrorífica aventura point and click para buscar a una familiar desaparecida en el presumiblemente casi abandonado Sveti Kotar… Análisis de Saint Kotar.

Cuando pensamos en el género point and click (P&C en lo sucesivo) nos vienen a la cabeza clásicos como Grim Fandango, Monkey Island o la saga Broken Sword, entre otros muchos juegos memorables de la misma categoría. Hoy en día, y en comparación con otros géneros, el P&C está de capa caída dado a que se sobreentiende que ha quedado ligeramente obsoleto en comparación a otros juegos y propuestas. De cualquier forma, este género sigue vivo y es una gran carta de presentación para muchos estudios, como los tres chicos croatas que forman Red Martyr Entertainment; la facilidad para desarrollar un juego de este calibre es lógicamente más sencilla que usar otros estilos, sin despreciar ni quitarle méritos, ya que el juego ha costado algo menos de tres años de desarrollo desde la fundación del estudio en 2019. Hoy os traigo el análisis de Saint Kotar, su primera obra.

Análisis de Saint Kotar

Sveti Kotar, sinónimo de infierno

Para representar a su país natal en su primer juego, los chicos de Red Martyr usan el ficticio pueblo de Sveti Kotar, en el interior de Croacia. En este pueblo semi abandonado, marcado por la fe más exacerbada, tienen lugar decenas de desapariciones y asesinatos, siempre en extrañas circunstancias, bajo la dirección de los saboranos, una peligrosa secta. Manejaremos a dos hombres de fe, cercanos a la Iglesia pero diferentes en sus formas de ser: Benedek y Nikolay; ambos se enfrentan a sus peores pesadillas y temores en un lugar alejado de esa mano de Dios que tanto abrazan. Como en todo P&C, tendremos combinaciones, puzles y daremos infinidad de vueltas para conseguir diferentes objetos nuevos que nos hagan superar nuestros objetivos: más que dos curas, en algunas ocasiones pareceremos dos detectives recaderos.

Diferentes y variopintos personajes nos esperan aquí: un inspector de policía con media cabeza hundida, un pescador con una sanguijuela en el cuello que oculta varios secretos, un serio botones con el cerebro lavado e incluso un gato al que se venera como una deidad. Todo esto bajo un contexto taciturno y una atmósfera silenciosa pero a la vez opresiva, con claras referencias a obras de H.P. Lovecraft, Ambrose Bierce (Un habitante de Carcosa) y Robert William Chambers (El Rey de Amarillo), algunos de los mejores escritores de terror de la historia. Casi nada.

Análisis de Saint Kotar

Jugabilidad: decisiones y opciones

La historia nos da la opción de jugar con ambos personajes en diferentes zonas del pueblo, lo cual se traduce en una mecánica bastante interesante. El problema es que la mayoría de cambios de personajes que haremos, por no decir todos, están scripteados, es decir, nos los exige la propia historia. De cualquier forma, durante las más o menos 9 horas en las que recorreremos Sveti Kotar encontraremos misiones secundarias que nos darán logros, así como extras para hacer la aventura más larga; desde encontrar a los auténticos padres de un huérfano hasta salvar (o dejar morir) a alguien, pasando por descubrir la verdad sobre el fallecimiento de un aldeano.

En mi caso, he conseguido casi 20 logros de los 42 que son en total, puesto que la gran mayoría, por no decir todos, son perdibles. Esto aporta una buena rejugabilidad al juego y un punto de interés para los cazatrofeos como un servidor.

Cómo no, también encontraremos opciones y decisiones que pueden llegar incluso a provocar un final del juego inmediato. La primera vez que ocurre esto es cuando se nos da la opción de abandonar el pueblo e ignorar todo lo que sucede, pero hay bastantes ejemplos, así como varios finales dependiendo de tus decisiones. Y es que Saint Kotar es como un buen libro de terror: atmósfera opresiva, profunda inmersión y una historia sobre sectas que funciona tan bien que el cuerpo te pide que sigas intentando descubrir sus decenas de secretos. Por desgracia, no todo es bueno…

Las sombras de Saint Kotar

Y es que la primera obra del estudio indie croata tiene diferentes fallos que no se pueden obviar. Dejando de lado errores menores de traducción que ocurren principalmente en la parte final del juego o lo complicado que resulta empatizar con los personajes dada su cabezonería y fundamentalismo religioso tan cerrado, en ciertos lugares de la aldea, por ejemplo, nos encontraremos problemas de grandes proporciones; Benedek se encontrará achatado en zonas más amplias de lo normal. Otro ejemplo es el típico fallo de los juegos P&C con su movimiento tan lento y tedioso; haces click en un objeto y el personaje da más vueltas de las necesarias para interactuar con él. Esto, sumado a la lenta velocidad de movimiento de los personajes, hace que el juego, en ciertas zonas más amplias o estrechas con muchos objetos a inspeccionar, se vuelva tedioso.

También llegará el punto en el que nos presenten a tantos personajes con nombres croatas, tanto vivos como muertos, que nos haremos bastante lío en el quién es quién. Esto es algo menor, puesto que depende de nuestra atención también. Eso sí, un fallo ligeramente mayor de cara a esa inmersión tan buena que comentaba antes es la escasez de cinemáticas; en cuanto sucede algo de acción, el jugador se come una elipsis que lo lleva, por ejemplo, a otro punto del mapa. Cuando esa elipsis, traducida en pantalla en negro, acaba, la acción ya ha terminado. Es un ejercicio de imaginación que, como jugadores, debemos hacer. Esto no es tan negativo, pero sí es algo que puede echar para atrás.

Análisis de Saint Kotar

Para concluir

Saint Kotar es un buen y diferente añadido al género point and click que contentará a fans de la literatura de terror así como a quienes busquen algo diferente. Pese a sus puntos negativos, ofrece algo que particularmente he visto pocas veces, de una forma muy estremecedora y con una historia interesante. Si estáis dispuestos a ignorar esos puntos que comento y sois fans del terror y/o del point and click, es un juego a tener en cuenta que os recomendaría probar.


Requisitos del sistema

MÍNIMO:

    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 7 64-bit
    • Procesador: 1.4 GHz
    • Memoria: 2 GB de RAM
    • Gráficos: 1 GB RAM
    • DirectX: Versión 11
    • Almacenamiento: 8 GB de espacio disponible

RECOMENDADO:

    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 10 64-bit
    • Procesador: 2 GHz
    • Memoria: 4 GB de RAM
    • Gráficos: 2 GB RAM
    • DirectX: Versión 11
    • Almacenamiento: 10 GB de espacio disponible

Esta clave ha sido proporcionada por Red Martyr Entertainment y SOEDESCO para su análisis.

 

Por Andrés Nieve

Andaluz gafotas amante de la animación, el manga y los videojuegos. Mi cerebro está formado en un 94% de One Piece. El 6% restante es secreto.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x