Lone McLonegan

Cómo se atreve ese malnacido de Badass a robarme el primer puesto de «forajidos más peligrosos». Yo soy el vaquero más temido. Yo soy Lone McLonegan

¡Muy buenas Orgullogamers! Poneros el poncho, sacad los revólveres y el sombrero, porque hoy viajamos al lejano oeste con este análisis de Lone McLonegan.

Lone McLonegan: el segundo forajido más peligroso

Lone McLonegan ostenta desde hace muchísimos años el título de ser el forajido más temible del lejano oeste… hasta hoy cuando, en la radio, han soltado que le han robado el primer puesto para dárselo, nada más ni nada menos, que a Bragg Badass, su archienemigo.

Decidido a recuperar su primer puesto, piensa robar el Banco de Oldewell, pero pronto descubrirá que volver a una vida de forajido y estar en la cima de los más buscados será mucho más difícil de lo que esperaba.

Lone es un tipo duro, pero tan solo por fuera. Lo ves venir con su barba, su sombrero y su poncho y te intimida; sin embargo es de los que les das un abrazo y se derriten. Evita las peleas y los enfrentamientos a toda costa, le gusta cuidar y proteger a las abuelitas y, sobre todo, hacer favores a todo el mundo.

Lone McLonegan - Habitación

Lone McLonegan: Western a base de clics

Este nuevo videojuego de Sonomio Games nos trae de vuelta las aventuras gráficas clásicas de point and click de verbos y con objetos absurdos. Está creada al más puro estilo de Full Throttle, Grim Fandango o Monkey Island e inspirada en las películas de western de Terence Hill y Bud Spencer. Lone McLonegan posee un humor particular y ácido, con unos diálogos divertidos y roturas de la cuarta pared.

Como aventura «verbacional» es todo un homenaje a los grandes clásicos, y podremos VER todo, AGARRAR todo, HABLAR/COMER todo y, por supuesto, PATEAR todo. Y cuando digo todo, es absolutamente todo; y si no se puede, ya se encargará Lone de decirnos que «de eso nada, monada». Os aseguro que acabaremos con la mochila plagada de objetos absurdos y muy locos para usar y combinar en esta aventura. Desde cubos agujereados a cucharas afiladas, pasando por armónicas y gayumbos que no han visto el agua ni cuando llueve.

Los puzles son muy sencillos, de los de combinar objetos, entregarlos o elegir cierta frase en un diálogo. Sin más complicaciones, si nos quedamos atascados nos tocará probar todo nuestro inventario con todo el escenario, o patear todo lo que aparezca en pantalla (utilizad la patada con todo… CON TODO). Anotar frases, números o cosas curiosas también nos ayudará, pero  como menciono anteriormente, no es una aventura especialmente complicada o solo al alcance de los veteranos. La gente que no ha tocado nunca este género de videojuegos disfrutará mucho de Lone McLonegan.

Lone McLonegan - Oscuridad

Toda aventura gráfica debe tener al menos una profanación

Lone McLonegan está repleta de tópicos, homenajes y mil frases dirigidas al mundo del cine y de los videojuegos. Si somos un poco veteranos en estos temas, no pararemos de repetir el meme del capitán América: «Entendí la referencia».

Soy una apasionada de las aventuras gráficas, y cuanto más toque y regusto retro tengan, mejor. Lone McLonegan ha llegado para quedarse en mi corazoncito, ya que aúna dos grandes géneros que me encantan: el Western y las aventuras de verbos.

Dibujado completamente a mano cada personaje y escenario, se nota el cuidado que ha desempeñado el equipo en estos casi 3 años de desarrollo. Vemos un mimo hacia el género de las aventuras gráficas, tan abandonado estos años atrás que, poco a poco, va resurgiendo.

A nivel sonoro, su OST es pegadiza y encaja bien con cada pantalla. Nos encontraremos un mapa lleno de lugares locos que utilizan recursos humorísticos constantemente, en cualquiera de sus esquinas. La música que han escogido para cada localización está muy bien seleccionada, aunque es muy repetitiva. Lamentablemente, llega incluso a cansar en ciertos momentos, especialmente cuando el diálogo es muy largo o andas perdido con la cadena de favores en su enorme mapeado. No obstante, es un «pero» chiquito; si os molan los temas country, redneck y con fuerte influencia de Ennio Morricone, gozaréis las canciones.

Western

Conclusiones

Lone McLonegan es LA AVENTURA GRÁFICA. Tiene todo lo que un gran juego de este género debe de tener:

  • Historia divertida y que te enganche.
  • Personajes carismáticos, enternecedores y que no estén por estar.
  • Un enorme inventario lleno de objetos (in)servibles.
  • Puzles en cada sitio y rincón.
  • Diálogos infinitos repletos de datos y pistas de utilidad.
  • Poder acariciar a perretes y gatetes.
  • Búsqueda de estrellas de Sheriff por doquier.
  • Máquina recreativa para uso y disfrute de todos (a cambio de monedejas).

El equipo ha sabido plasmar el amor  por las aventuras gráficas en un juegazo que espero que les traiga muchos éxitos. Lone McLonegan no ha llegado para armar revuelo ni para romper con el género, ha llegado para homenajear a los westerns y a los Point & Click. Si sois fans de las aventuras gráficas, estáis ante un producto de muy buena calidad, con muchísimo cariño detrás y plagado de humor y referencias, todo ello en sus 4-5  horas de duración.

Sin duda alguna, se ha convertido en uno mis favoritos de este género y en una experiencia totalmente recomendable.

 

Por Isthar Vega

Redactora en mis ratos libres en Orgullogamers, en DeVuego , en Nivel Oculto y en mi blog, de mi pasión favorita: los videojuegos. En mis ratos ocupada soy TCAE.

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x