Análisis de Nuclear Blaze

Sebastien Bénard, uno de los padres del aclamadísimo roguelike Dead Cells, nos trae una original y cortita aventura en la que tendrás que apagar decenas de fuegos, rescatar gatitos y descubrir el secreto que oculta el Área 16… Análisis de Nuclear Blaze.

Como ya sabréis, en Orgullogamers siempre tenemos un sitito especial reservado para los juegos indies. Para hacer un análisis de Nuclear Blaze es interesante recalcar que esta historia de bomberos independiente es inteligente de cara al marketing, ya que Bénard, su creador, aprovecha el éxito multiplataforma de Dead Cells para promocionar así el nacimiento de su estudio propio tras salir de Motion Twin: Deepnight Games; como reza en su página web, es un estudio de «un solo hombre»: él ha sido el desarrollador de todo el juego. Todos sabemos, de cualquier forma, que generalmente hacer un proyecto tan ambicioso como un videojuego, de forma solitaria, es casi imposible… pero Bénard prácticamente lo consigue, ya que en los créditos solo se registran cuatro o cinco nombres más, todos relacionados con sonido y música, aparte del equipo de traducción del juego. Su experiencia anterior queda bien demostrada.

Análisis de Nuclear Blaze

Resolviendo problemas usando el Pixel Art

La estética es uno de los aspectos que definen la personalidad de un videojuego. ¿Os imagináis, por ejemplo, Cuphead con otra dirección artística? Es justo lo que pasa aquí: la mezcla del Pixel Art con ese ratio de pantalla, que recuerda al aspecto de un televisor CRT (o tele de tubo), le da un toque muy diferenciado. Lo primero que veremos al iniciar una partida de Nuclear Blaze son dos opciones: nueva partida y modo para niños, del cuál hablaré más tarde en detalle. Mientras nos acompaña una potente música rock al estilo de las recreativas ochenteras, nos ponemos en la piel de un bombero cuya apariencia recuerda a uno de los personajes de Among Us (la comparación es imposible de ignorar, lo siento). ¿Su misión? La de cualquier bombero: apagar fuegos. En este caso, de una fábrica ruinosa oculta a simple vista y consumida por el fuego.

A medida que vas explorando y apagando fuegos, siempre con cierta tensión ante el silencio que te rodea, la misión se irá complicando. Nuclear Blaze se desarrolla con un estilo continuo de pantallas o niveles, es decir, llegamos a una zona, solucionamos el incendio de esa parte de la fábrica, resolvemos un puzle (o no) y continuamos adelante. Cómo no, poco a poco la cosa comienza a complicarse cada vez más, y precisamente de eso vamos a hablar ahora, de la dificultad y el apartado jugable.

Análisis de Nuclear Blaze

Accesibilidad: dificultad al alcance de todos

Volviendo brevemente al marketing, Bénard promociona su historia de bomberos de una forma totalmente transparente, clara y concisa en su página web y en Steam. Palabras suyas, no mías:

Nuclear Blaze sigue la senda de Celeste y ofrece diversos ajustes de dificultad para que los usuarios puedan adaptar las reglas del juego a sus necesidades. (…) No pasa nada por facilitarte la vida. La cuestión es pasarlo bien, así que no tengas reparos en modificar los ajustes dentro del juego.

Desarrollando esto, el juego no tiene un selector de dificultad a la antigua usanza (fácil, normal, difícil, etc.), sino una serie de modificadores que tú puedes cambiar según el estilo de jugador que seas o la experiencia que estés buscando. Estos puntos son los siguientes:

  • Blindaje. El número de golpes y daño que puedes recibir antes de morir, separado en 0, 1, 2 o ilimitado.
  • Agua extra. Permite llevar más agua en tu tanque de bombero.
  • Manguera potente. Hace que el chorro de tu manguera expulse mucha más agua de lo normal.
  • Aviso de fuego. Un aviso sonoro y visual de que te acercas al peligro.
  • Fuego superveloz. Hace que el fuego se regenere y expanda más rápidamente.

Personalmente, he ido modificando diferentes puntos en varios niveles para ir viendo las diferencias… y vaya si se notan. Como jugador y analista de este título, en la dificultad donde más cómodo me he encontrado es en la «fácil»: agua extra, aviso de fuego y dos blindajes extras. Ya es cosa tuya el tipo de experiencia que quieras tener, ya que a veces el movimiento de nuestro querido bomberito «amogus» está seriamente capado, por lo que cierta ayuda extra se agradece. Por suerte, contaremos con diferentes habilidades para echarnos un cable, como rodar o el apuntado de la manguera. También es interesante recordar ese modo para niños, en el cuál solo tendremos que rescatar gatitos acercándonos a ellos, y tampoco podremos morir. Este modo tan cuqui está pensado para el hijo de Bénard y es una noticia fantástica de cara a la inclusión de los peques a los videojuegos.

Análisis de Nuclear Blaze

Puntos fuertes y débiles

En un buen resumen por puntos de esos que tanto me gustan, los puntos positivos y fuertes de Nuclear Blaze serían:

  • Entretenido, original y con una propuesta fresca y diferente.
  • Una accesibilidad de la que muchos juegos triple A podrían seriamente aprender.
  • La música sabe perfectamente cuándo integrarse con la acción, así como cuándo guardar silencio.
  • Pese a no poseer una gran rejugabilidad, creo que encontrar a todos los gatos puede ser un gran reto.
  • Un par de secretos y easter eggs realmente divertidos de encontrar: imposible que no te saquen una buena sonrisa.

Mientras, los puntos débiles o no tan positivos (recordemos, no necesariamente puntos negativos) serían:

  • Las comparaciones con Dead Cells son odiosas, ya que son juegos profundamente diferentes tanto en jugabilidad, acción y duración: según HowLongToBeat, el primero dura 14 horas si vamos a por la historia principal, y 84 horas hacernos el 100%; mientras, Nuclear Blaze dura tan solo una hora y media aproximadamente y su 100% se va a las dos horas y media.
  • Creo que los enemigos aparecen demasiado tarde en el juego; alrededor de la última media hora te plantarán cara.
  • Echo de menos mayor manejabilidad: saltos imprecisos, movimiento lento… así como zonas algo más amplias y explorables, aparte de los secretos.
  • Las pocas notas que nos encontramos por el juego nos cuentan más bien poco de la zona, aunque nos dan información sobre ese enemigo final tan diferente y extraño que me encanta.

Para concluir: Nuclear Blaze es un juego divertido, entretenido y diferente al que no le sentarían nada mal un par de modos extra, así como un multijugador cooperativo o algo más de rejugabilidad. Seguramente, con el tiempo veamos más contenido extra. Su precio es 8,99€ y os lo recomiendo si buscáis algo distinto, aunque particularmente esperaría a que se lanzase en Switch, ya que me parece la plataforma perfecta para jugarlo. Tengo muchas ganas de ver cuál será el siguiente movimiento de Bénard como creador de videojuegos, por lo que espero que, como yo, hayáis puesto a Deepnight Games en el punto de mira.


Requisitos del sistema

MÍNIMO:

  1. SO: Windows 7 and up
  2. Procesador: 1 Ghz and up
  3. Memoria: 2 GB de RAM
  4. Gráficos: cualquier GPU decente
  5. Almacenamiento: 200 MB de espacio disponible

Esta clave ha sido proporcionada por Deepnight Games para su análisis.

 

Por Andrés Nieve

Andaluz gafotas amante de la animación, el manga y los videojuegos. Mi cerebro está formado en un 94% de One Piece. El 6% restante es secreto.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x