Wolfenstein, una palabra que se repite últimamente en el mundo del videojuego, pero ¿Cuanto sabes de sus orígenes?

Wolfenstein: The New Order. «Armas Futuristas y Robots a tope» 

  Wolfenstein, una palabra que se repite últimamente en el mundo del videojuego, pero ¿Cuanto sabes de sus orígenes?, ¿Cuantas horas de juego te ha otorgado y la satisfacción de llegar a completar sus niveles? Pero realmente ¿Que sabemos de él?, el titulo que ahora nos lleva a un cambio de los sucesos históricos.

 Yo os llevaré por un viaje a las profundidades de la historia de este gran título, y que mejor manera de empezar que por el primer lanzamiento, un juego que no muchos recuerdan, y que los mas jóvenes no saben que ha existido. Hablo sin lugar a dudas del Castle Wolfenstein.

Castle Wolfenstein (1981):
«Afiche publicitario para Apple II y II+»
  Un juego basado principalmente en el modo sigilo, acción en
tiempo real, y una aventura concreta e 
interesante para el jugador. Desarrollado por la empresa MUSE Software
para la plataforma Apple II allí por el año 1981, y posteriormente lanzado para
Atari 400 / 800 (La cual era de 8-bits), el sistema operativo MS-DOS y finalmente
para Commodore 64. El juego fue favorablemente recibido por el público, pero
con críticas, para mi algunas muy contundentes para la época. Una de ellas era
la carga del juego en la plataforma Commodore 64, algo lenta entre nivel y
nivel, la segunda era la apariencia en la plataforma Atari de 8-bits, criticada
por parecerse mucho a la Apple II, y sin modificación de colores nativos como
el blanco y negro del original, y problemas de sonido en esta misma plataforma.
Pero debido a todo esto también podemos disfrutar de comentarios positivos como:

 «Adictivo. Yo no soy tan grande como para matar a todo lo que se mueve, pero
realmente me vi envuelto en la aventura
» (Ahoy!)

Silas Warner (1949 – 2004)
  Castle Wolfenstein fue creado por Silas Warner, uno de los
empleados originales de la compañía y que también crearía el motor del juego.
Descripción del Castillo:
  La acción toma lugar en la segunda guerra mundial, y el
objetivo principal del jugador es pasar niveles sin ser descubierto, pero si es
así siempre queda la salida de «Armas tomar», y cargarnos a todos los
enemigos de forma rápida y letal. ¿El objetivo de cada nivel os preguntareis
cual es? Pues era apoderarse de los planes secretos del ejercito de la Alemania
Nazi y salir con vida de cada una de las plantas del castillo. Un castillo
custodiado por guardias que nos harían difícil el acceder a las cámaras donde
estos preciados documentos reposan. Cada pantalla superada nos otorga más rango
militar, pero también nos dificulta nuestra misión, haciendo más difícil cada
nivel en el cual entramos por  nuestro
preciado objetivo.  Nuestro rango inicial
era el de soldado raso hasta llegar a mariscal de campo, lo cual era un gran logro,
y ofrecía al jugador seguir enganchado hasta conseguirlo. (Lo que yo llamo
trabajar por comisión.)

  Nosotros como espectadores y protagonistas, tenemos una visión
aérea del nivel, donde podríamos ver los movimientos de nuestros enemigos y
planear el propio. Esto es lo que nos permitía combinar el sigilo con un juego
de aventura en tiempo real. Saber el siguiente movimiento a realizar era
crucial para no ser detectado en el territorio enemigo.
«Las distintas versiones publicadas por Muse Software» 1. Apple II / 2. MS-DOS / 3. Commodore 64

La compañía detrás del Castillo:

  ¿Que puedo decir de MUSE Software? Una empresa de corta duración,
que ha logrado lanzar al mercado un juego que luego se convertiría en uno de
mis grandes favoritos. Es verdad que solo han empezado el camino, pero siempre
se recordara a MUSE como la creadora de Castle Wolfenstein, y la historia
principal que todos disfrutamos hoy en día. 

  Ahora sin más preámbulos contarles
algo de la corta vida de esta gran empresa.


  Con sede en Baltimore, dedicada a la tecnología, y al
desarrollo de juegos para las primeras generaciones de computadores u
ordenadores personales, con sus primeros lanzamientos para la plataforma Apple
II en 1981, y posteriormente para Atari, Commodore 64 e IBM.
«Algunos juegos que podemos encontrar de la empresa»
  MUSE Software fue fundada por Ed Zaron en los años 1978.
Aunque principalmente y de forma inicial se basaban en la creación de juegos, también
tenemos el Super-Text un procesador de palabras o texto, y el Appilot para el
aprendizaje del lenguaje. La distribución de los programas era lanzada
principalmente en Cassette y posteriormente en Diskette, para las plataformas Apple
II y Apple II+. La empresa fue evolucionando y expandiéndose a las otras
plataformas de la época, hasta poseían una tienda física «Muse Software
and Computer Center» que fue cerrada al público en el año 82.
«Nuestros Pen-Drives de la época»
  La facturación de la empresa superaba con creces los 2
millones de dólares por año en ventas. Según su creador las ventas decayeron por la crisis en el
mercado de software destinado a los hogares de los usuarios, lo cual provoca el
despido de sus trabajadores y la notificación de bancarrota en 1983. La compañía cerraría sus puestas dos años después, en 1987.
Y el desarrollo de Wolfenstein pasaría a manos de otra empresa todavía vigente
en la actualidad, pero eso ya es otro cuento.

El relato dentro del Castillo:
  No más empezar nuestro personaje es equipado con una pistola
y munición, que le a sustraído a un guardia muerto (¿Os suena de algo?). Desde
el primer momento en que el personaje emprende la misión, los enemigos
intentaran capturarlo, lo cual nos deja solo dos opciones, eliminar la amenaza
o huir de ella.
«La pantalla presentación en dos de sus versiones» 1. Apple II / 2. Commodore 64
  Encontraremos tipos diferentes de guardias en la aventura,
los guardias básicos del castillo, los cuales su inteligencia deja mucho que
desear a los propios chimpancés del Zoo, debido a que solo se pondrán en acción
únicamente con el sonido de los disparos o de las granadas. Claro también si
nos ven, pero vendrán a por nosotros de forma tosca y no podrán seguirnos fuera
de una habitación en la cual estén vigilando. Ya los segundos y más peligrosos
guardias del juego son los SS Stormtrooper (Soldados legítimos de la historia)
los cuales llevan en su pecho la insignia de la SS. Deberemos cuidarnos de
estos chicos ya que ellos si podrán perseguirnos entre las diferentes
habitaciones, y para poder cargárnoslos deberemos hacer uso de nuestras
mejores  armas (Granadas) o desaprovechar
muchos cargadores. Son la «creme dela creme» de los empleados del
castillo. 
«La versión de MS-DOS»
  Los métodos de combate de nuestro personaje (Esto es lo que
me gusta a mí, la forma de limpiar el terreno) para poder reducir o exterminar
a nuestros enemigos son bastante básicos pero útiles. El primero es
dispararles, de esta manera tendremos unos inconvenientes, primero la munición
no es eterna (Como en la vida real) y segundo el sonido provocaría que los
guardias cercanos pulsaran la alarma y de esta manera adiós a la partida. Y no
hablemos de las granadas. Lo interesante es que los cuerpos de los fallecidos
por nuestras manos podrán ser revisados para poder obtener munición, pero con
la capacidad contada claro está, lo que no podremos llevarnos se quedara allí
en el cadáver. 

  Nuestra segunda opción es la del espionaje puro y duro,
deberemos coger un uniforme de un cofre o de un enemigo muerto y pasar desapercibidos,
pero con la complejidad de que los guardias de la SS, nos delataran al vernos.
«He encontrado un Soldado SS Stormtrooper»
  También nos vemos con la posibilidad de la benevolencia, solo apuntar al guardia con nuestra arma, cachearlo, despojarlo de todas las posesiones
que nos puedan ser útiles y dejarlo inutilizado de forma permanente, o también
podremos matarlo, si no somos tan caritativos. Todas las cosas que no
podamos coger por falta de capacidad del personaje desaparecerán del juego.
  El castillo se compone de 60 habitaciones, las cuales se
mezclan cada vez que iniciamos una nueva partida, lo que lo hace mas aleatorio
y entretenido para cautivarnos en todo momento. En estas habitaciones podremos encontrar cofres cerrados,
los cuales nos darán desde cosas útiles hasta cosas de lo más curiosas pero
inútiles en el juego (El diario de Eva Braun). Allí podremos encontrar también
los planes tan buscados por nuestro personaje, pero también bebidas alcohólicas
y comida, que si los ingerimos o tomamos nos saldrán unos pequeños comentarios
en pantalla refiriéndose a lo gustoso de lo consumido (o un HIC!!!), pero
cuidado con el alcohol que nos hará fallar disparos, así que nada de beber en
horario de combate.

  Una particularidad es que los guardias muertos nos permiten,
al subirnos a ellos, caminar por encima de algunas paredes del juego. Curioso
la verdad, próxima vez lo pensare antes de comprarme una escalera.
«Has escapado con los planes» – «Escena final»

  Otra de las curiosidades que han hecho a Castle Wolfenstein
lo que fue, son las voces dentro del juego, aunque su distorsión era obvia para
la época, los guardias decían las cosas en alemán al momento de dar una orden.
(Claro esta, ordenes básicas y repetitivas. «Halt!» (Alto!) Y  «Kommen Sie!» (Ven aquí, Tú!))


  Los procesos de guardado se activan en cada habitación
nueva y se graban en el diskette, vamos lo que ahora conocemos como
auto-guardado.
La jugabilidad es básica, los movimientos en cuadros y la
grafica de la época. (El pixelado que algunos extrañamos)

El legado del Castillo:

«Publicidad de la revista Castle Wolfenstein 1981»
  Todos conocemos el legado del Castle Wolfenstein, los más jóvenes
lo habéis vivido desde el 2009, y ahora con el New Order, pero hace 30 años
que podemos ver en cada década un Wolfenstein nuevo. Y esperemos que sigan
haciendo historia, tal vez no tan rebuscadas o alguna remasterización, pero el
legado del juego perdurará en nuestros recuerdos. Yo siempre me acordaré del Castle Wolfenstein.

 

Conclusiones del Castillo:

  Es verdad que es un juego de antaño, 30 años pasan volando y
solo los que posean más de esa edad guardaran el recuerdo, en mi caso tengo
justo esa edad, y no he conocido este juego hasta años mas tarde. Es más mi
primer Wolfenstein fue el 3D (Pero eso también es otro relato), pero luego con
los años fui jugando a estos juegos que ahora llamamos «Retro», y he
ido descubriendo que las historias se arrastran y lo principal queda grabado en
las nuevas versiones. Es como una enseñanza de generación en generación, una evolución
pero manteniendo parte del pasado intacto.

  El Castle Wolfenstein es en la actualidad un juego para
valientes, no porque puedas jugarlo y se te dificulte su nivel, sino porque ¿te
atreverías ahora a jugarlo? Es esa la cuestión, ¿probarías algo más antiguo de
lo acostumbrado y sin los gráficos actuales? ¿Cambiarias el High Poly, por lo
Pixelado y lo tosco? Yo os invito a que lo probéis, no solo con el Castle Wolfenstein,
sino con todos estos maravillosos juegos con ideas más que originales.
De Cyborg Chameleon para OrgulloGamer.

 

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mario Roda

Entradaka…Wolfestein siempre ha sido y será un videojuego muy importante para mi. Desde esa preversión de doom, pasando por Return To Castle Of wolfenstein donde he deconfesar que me planté. Me planté pero no olcide, y pienso continuar la saga hasta pasarme el último de la resaca de Id Software.
Muy buen artículo 😉

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x