Feminismo en Uncharted

Chloe Frazer, la nueva viva imagen del feminismo en Uncharted. De la hipersexualización al empoderamiento femenino.

¡Muy buenas, orgullosos y orgullosas! Hoy me estreno oficialmente en la página web y, personalmente, creo que no hay mejor manera de hacerlo que con Uncharted, una de las sagas más significativas en la historia de los videojuegos y, a su vez, una de mis favoritas. En este artículo me voy a centrar en realizar un análisis del feminismo en Uncharted. Concretamente, en la figura de Chloe Frazer, un personaje femenino que ha tenido que enfrentarse en innumerables ocasiones a la presión mediática por su inevitable y, a la vez cuestionada, hipersexualización. La industria de los videojuegos ha sabido transformar al personaje femenino hacia el empoderamiento.

Adentrándonos en el personaje

Antes de continuar y entrar en un análisis más detallado, pongamos algo de contexto en relación a la saga y al personaje, para todas aquellas personas que no sepan de quién estoy hablando. Veamos entonces, ¿Quién es Chloe Frazer?

Chloe Frazer es una cazadora de tesoros australiana introducida por primera vez en la segunda entregan de la franquicia: Uncharted: El Reino de los Ladrones. Se trata de un personaje femenino secundario que aparece en los primeros capítulos del juego a través de una serie de cinemáticas. Observamos un aparente reencuentro entre Nathan Drake, el protagonista de la saga, y Chloe Frazer. Dicho encuentro nos deja entrever que se conocen desde hace tiempo atrás y que mantuvieron una intensa, pero efímera, relación. Chloe formó parte de la vida del protagonista, y es entonces cuando nos empezamos a interesar por la vida y el pasado del personaje femenino.

Deseos y objetivos

Siguiendo con el hilo argumental del videojuego, Nathan y Chloe deciden aliarse para conseguir la legendaria Piedra Cintamani. Un zafiro en bruto lleno de codicia y poder, situado en el misterioso reino de Shambhala. Es aquí cuando empezamos a conocer la personalidad de la australiana por primera vez y descubrimos que es una mujer aventurera, que comparte deseos con Drake. Sin embargo, pese a que la piedra es el principal objetivo para ambos, Naughty Dog se encarga de hacer destacar a Frazer por ser una mujer sensual, atrevida y por intentar resurgir de las cenizas de una relación sexoafectiva que compartía y creía muerta con su querido Nate.

Asimismo, la percepción de Chloe deja de ser la que era; el público empieza a dejar en segundo plano sus aspiraciones para empezar a focalizarse en su cuerpo. Además, descubrimos que es una persona totalmente dependiente del amor de Drake y que, en cuanto a él respecta, se muestra desinteresado en muchas ocasiones. Drake no quería caer en el pozo sin fondo del amor fatal.

Cabe destacar que dicho personaje también llegó a ser recordado, no tan solo por su irresistible personalidad, sino también por su hipersexualizada apariencia física. Sin ir más lejos, ya sea en plena cinemática o jugabilidad, podemos apreciar cómo se hace uso de planos contrapicados (angulación de cámara de abajo hacia arriba) para exaltar y poner en el foco de atención su cuerpo. De esta manera, se logra acentuar todavía más su sensualidad y se hace ver al público una serie de ideas y pensamientos sobre el personaje.

Pero la trayectoria de la cazadora australiana no termina aquí, pues más tarde aparece en la tercera entrega, Uncharted: La Traición de Drake, en donde la mujer atractiva y aventurera que hemos conocido es, finalmente, reemplazada por el estereotipo tradicional de la buena mujer, con el personaje de la reportera Elena Fisher.

Uncharted y feminismo: una nueva esperanza

Naughty Dog quiso aprovechar la herramienta de la fogosidad y la explosividad para construir el personaje de Chloe Frazer. Pero, ¿hasta qué punto fue una buena idea? Fans declararon que su debut se vio perjudicado por una superficial apariencia. Además, argumentan que no se hizo hincapié en la estructuración de unos objetivos claros en la vida del personaje.

Consecuentemente, en 2017 se estrenó un DLC de la saga con una trama totalmente distinta e independiente del resto. Uncharted: El Legado Perdido representa un gran giro de los acontecimientos y un cambio para la industria. Chloe se convierte en la gran protagonista junto a Nadine Ross, una antagonista difícil de combatir y con un gran carácter que debutó en Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón.

En esta expansión observamos a una nueva Chloe Frazer mucho más independiente, con deseos, fortaleza y debilidades, capaz de formar su propio camino sin dejarse influenciar por nada ni nadie para conseguir su gran objetivo: el gran colmillo de Ganesh en las montañas de Indica.

Pese a dejar un mal sabor de boca en los inicios de la saga, Naughty Dog decidió darle una segunda oportunidad, reconstruyendo así su camino. Chloe Frazer, siendo un personaje femenino secundario y dependiente de un amor imposible, acaba convirtiéndose en todo lo contrario: una mujer fuerte e imparable, que dota a Uncharted de la esencia del feminismo. Muchas mujeres se identifican en la actualidad con los nuevos arquetipos femeninos. Aún así, historias como la de Chloe Frazer nos ayudan a ver que todavía quedan detalles por ultimar y mucho camino por recorrer.

 

Por Clarbett

Amante de la edición de vídeo, pizza con piña, horchata y anacardos. AH SÍ y también me gusta escribir algún que otro artículo por aquí.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x