Hoy en la sección de cine traigo una
pelicula francesa, «Conexión Marsella», una cinta que no
cuenta con ningún famoso actor hollywoodiense pero que aún así ha
conseguido hacerse un hueco en nuestras salas de cine con estreno el
próximo día 20, dirigida por Cédric Jimenez.
La cinta nos relata la historia de la
lucha contra la «French Connection», una organización
basada en un principio en la extrosión que durante los 80´s
comienza a involucrarse en el tráfico de drogas haciendo de Marsella
una ciudad repleta de drogadictos, criminales y gángsters. Para
encabezar ésta lucha y como paladín de la justicia tendremos al, en
principio juez de menores Pierre Michel, que será trasladado a la
sección de antidroga donde se encontrará con un departamento vago y
poco eficiente.
Una vez ahí, nuestro juez se
convertirá en un Elliot Ness francés que encabezará la lucha
contra la droga en su ciudad, llegando a obsesionarse con el caso y a
vivr pendiente del teléfono, recordando a los protagonistas de
«Gángster Squad» o la propia «Los intocables de
Elliot Ness» así como también recuerda vagamente a la española
«Grupo 7», y esque el filme que nos ocupa bebe de todas
ellas, con un protagonista incorruptible de firmes valores que se
encuentra rodeado de trabas para ejercer su trabajo en contra de los
traficantes, que en todos los casos controlan la ciudad, desde los
camellos a grupos de políticos y policías.
Durante las dos horas de cinta se
intercalan escenas de acción con diálogos y escenas de conflicto o
con tensión entre personajes, pero ninguna desentona, todas están
perfectamente conectadas dándo un gran dinamismo y fluidez a la
película, ésta fluidez se ve apoyada por los diálogos, que pese a
no ser una obra maestra no dan vergüenza ajena y cumplen
sobradamente, dotando de profundidad a nuestro protagonista y, de
forma poco convencional, también al antagonista, que tendremos en
pantalla más de lo frecuente, acercándonos un poco más a lado de
los «malos», y haciendo a éste algo más que el «malo
malísimo de turno», viendo una evolución tanto en el juez
Michel como en Gaëtan Zampa, el «padrino» de la French
Connection».
Pronto nuestro juez comprende que las
líneas de la legalidad son difusas y que si quiere combatir en
igualdad de condiciones contra Zampa deberá actuar de una formas más
«imaginativa» y de dudosa legalidad. Aunque el vivir entre
crímenes y la presión que recae sobre él hará mella en el juez,
afectándole muy severamente, lo que revertirá en su personalidad y
actos.
Plano tras plano se nos muestran las
calles marsellesas muy bien caracterizadas en las décadas de los
1970-80, con los micros con alcance limitado o la ausencia de
móviles, donde las vigilancias consistían en horas de observar a
través de unos prismáticos al objetivo, y en ese mundo de gángsters
donde si no se hace caso al jefe se puede acabar en el río más
cercano, y no precisamente dándote un baño.

A destacar también la banda sonora,
que no se queda en lo francés y que siempre nos acompaña en las
escenas en los diversos clubs que aparecen a lo largo de la película,
con fragmentos muy festivos y movidos y partes en las que aumenta la
tensión o la calma del momento, siempre estimulando el ambiente
visual.

En definitiva, si te gusta el cine de
policias, la mafia o acción, pero no carente de sentido (no es el
típico tiroteo sin sentido en el que el protagonista es dios en la
tierra) tiene ese aire realista que nos sumerge más aún en ese
ambiente ochentero que nos transmite la cinta, ésta es tu película,
si no eres de ese tipo de géneros ve a verla igualmente, no te
decepcionará, si aún así no crees que sea tu tipo de película,
siempre quedarán los domingos por la tarde.

Por Angel

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x