Chloe Fraser y Uncharted - portada

Concebido como un DLC muy ambicioso, pero que acabó convertido en una expansión independiente sin su protagonista. Chloe Frazer y Uncharted son una combinación perfecta

Estamos muy acostumbrados a que Naughty Dog no baje ni un ápice el listón en sus títulos y haya mejorado con cada entrega, algo muy difícil en la actualidad. Para la generación PlayStation 3 nos trajeron una cara que no olvidaríamos con el paso de los años: Nathan Drake y tres entregas que nos dejarían con la boca abierta. Con unas influencias a medio camino entre nuestra quería Lara Croft y el bueno de Indiana Jones, la saga culminaría en una trilogía sobresaliente. Por suerte, no nos dejó huérfanos en PlayStation 4 y pudimos disfrutar del desenlace de nuestro ladrón favorito. Nuestro último viaje para descubrir junto a Elena, Sully y su hermano Sam la ciudad perdida de Libertalia. Pero eso no sería el fin; aún quedaba una bala en la recámara con Chloe Frazer y Uncharted en El legado perdido.

Parecía que, con el emotivo epílogo en la cuarta entrega, el nombre Uncharted por fin podría descansar en paz y quedar como lo que ha sido: una saga que nos ha dado muchas horas de diversión, siendo capaz de colarse entre lo mejor de su época. Pero el destino es caprichoso y, un par de mujeres, se han encargado de alargar la vida de un nombre con tanto peso. Y lo que tiene mucho, muchísimo más mérito: conseguir que no echemos de menos al bueno de Nathan.

Chloe Fraser y Uncharted - Nadine Ross

Chloe Frazer: protagonista indiscutible de principio a fin

En Orgullogamers ya hemos hablado anteriormente de la carismática Chloe Frazer, personaje introducido en Uncharted 2: El reino de los ladrones, que acompañaba a Drake durante toda la aventura. A pesar de tener un carisma tan impresionante como el protagonista, su rol en la aventura se vio reducido a interés amoroso de este último. Aun así, todos la recordamos como un personaje de gran carácter, con un chascarrillo preparado en el momento perfecto.

Ser la protagonista de El legado perdido no solo es darle la oportunidad de brillar y tener el reconocimiento que merece; su participación en la tercera entrega me dejó con un mal sabor de boca, relegada a personaje secundario con el que apenas nos relacionamos. Lo peor fue ver cómo desaparecía a mitad del juego para buscar atención médica para Cutter, otro gran personaje del que no hemos vuelto a saber nada en la cuarta entrega y que, a mi parecer, tenía incluso más gancho que Samuel Drake ―y que mantenía buena relación con Chloe, por lo que no habría sido descabellado introducirlo―. Aun así, su carácter arrollador encaja perfectamente con la Nadine Ross, la ex-mercenaria con la que nos enfrentamos en El desenlace del ladrón.

Chloe Fraser y Uncharted - cámara

Un dúo marca Naughty Dog

Cuando se anunció en su momento, era difícil imaginarse un juego de la saga sin Nathan Drake. Surgieron dudas acerca de si mantendría el listo. Y lo cierto es que, en ningún momento de la aventura, le he echado de menos, y eso ya dice mucho de la calidad de este título, nacido como un DLC que acabó resultando en una expansión independiente. Chloe Frazer acaba mimetizándose con su rol protagonista a la perfección, incluso en algunos momentos demasiado, soltando sus ingeniosos chascarrillos en el momento justo, tal como lo hacía Drake.

Si algo se les da bien a los americanos es crear dúos protagonistas que se queden grabados a fuego en nuestra memoria. Lo demostraron con Jak and Daxter y, más adelante, con The Last of Us, haciéndonos crear un fuerte vínculo con ellos y, a la vez, disfrutar de la química que hay entre ambos. Incluso ya lo vimos esto en la relación alumno-mentor de Nathan y Víctor Sullivan, dos personajes que se compenetraban de una manera muy natural ―a pesar de que en la segunda entrega Vic aparece muy poco―.

Pero no quiero hablar de nuestras protagonistas solo para compararlas con otros personajes, ya que tanto Chloe como Nadine Ross brillan con luz propia y crean un fuerte vínculo en una historia de tan pocas horas. Ambas acaban metidas en busca del Colmillo de Ganesh como un trabajo más con cierta reticencia a usar los métodos de su compañera. Pero poco a poco van compartiendo momentos y apoyándose mutuamente, hasta construir una amistad. En cierto momento se verá truncada por ocultarse información ―no diré más para evitar spoilers―, pero el desarrollo de su amistad es muy bueno para una historia más corta de lo habitual en la saga.

Uncharted - Nadine y Chloe

Coqueteando con el mundo abierto

Al igual que Uncharted 4, aquí tenemos una sección en la que nos dejan con un vehículo para explorar toda la zona, en la que tendremos que movernos eliminando enemigos a la vez que buscamos los puzles correspondientes para avanzar en la historia. Actualmente, nos toca ver nuevos lanzamientos triple A con mundos gigantes y repletos de marcadores a los que ir. Por eso me gusta valorar lo bien planteado que está este pequeño… «espacio para explorar».

El juego es lineal, en su mayor parte, pero estas zonas de libertad le dan al juego un carácter mucho más entretenido y un enfoque táctico, ayudado por la mecánica de sigilo incluida ya en la cuarta entrega. En vez de ir a lo loco, cual Rambo, el juego nos persuade para darle uso a la mecánica de sigilo ―indispensable en los modos de dificultad más altos―, aunque en los momentos escondidos en la hierba he echado de menos poder distraer a los enemigos.

Si se deciden a continuar la saga sin Nathan Drake, en Naughty dog saben cómo implementar zonas abiertas sin que resulten aburridas.

Chloe Fraser y Uncharted - antagonista

Gráficamente de 10

No es ningún secreto que toda la saga Uncharted ha hecho maravillas en su apartado gráfica casi desde su primera entrega, exprimiendo el hardware de las consolas en las que ha salido. Aprovechando todo el trabajo creado en la cuarta entrega, en El legado perdido nos regalaron unas vistas para quitar el hipo, con unos escenarios muy detallados y agradables a la vista. Lo único que podemos reprocharle es la poca variedad en sus escenarios, ya que la mayor parte se desarrolla en una misma zona, por lo que la variedad de colores se ve bastante reducida.

Para el año en el que salió, se echa de muchísimo de menos el ya tan imprescindible modo foto, sobre todo en un juego con semejante atractivo visual. Podemos sacar fotos con el teléfono móvil de Chloe, pero solo en ciertos puntos marcados por el mismo juego. Es una pena que no lo incluyesen como hicieron con el recopilatorio de ‘The Nathan Drake Collection’.

Una ‘expansión’ redonda

Naughty Dog nos tiene acostumbrados a cuidar su contenido, ya sea el juego principal o contenido adicional. Ya lo vimos con The Last of Us: Left Behind, contenido que añadía un puñado de horas para ampliar la historia del juego principal. Pero el gran mérito que tiene El legado perdido es haber podido ofrecer, a nivel de historia, algo completamente nuevo y que sea capaz de mantenernos pegados a la pantalla.

Pese a no aportar casi nada nuevo respecto a Uncharted 4, en términos de jugabilidad ―a excepción de poder forzar cerraduras de baúles para obtener recursos y diversos objetos―, Chloe, Nadine y ―en menos medida― Sam nos brindan una nueva aventura redonda. El hecho de contar con menos duración incluso le da un punto a favor, dejándonos con muchas ganas de más.

Si algo tengo que decir de Chloe Frazer es que es la Lara Croft perfecta para las nuevas generaciones. Me encanta el reboot de Tomb Raider de 2013, dándonos la visión de una joven e inexperta y, por suerte, alejada de la sexualización exagerada de la que hizo gala durante muchos años. Pero echo en falta el carácter socarrón y atrevido que Chloe desprende, y el aura de poder que la antigua Lara tenía. Todas esas cualidades las ha heredado el personaje de Naughty Dog, despegándose del rol secundario que tenía en la trilogía original, para llevarse de manera indiscutible todo el protagonismo. Si por algún casual no habéis jugado El legado perdido, ya deberíais estar instalándolo en vuestra consola. Naughty Dog ha demostrado saber jugar muy bien sus cartas con Chloe Frazer y Uncharted.

Por Jorge Ruiz Diaz

Siempre detrás de una pantalla, escribiendo o jugando.

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ricardo Charco

¡Buenas tardes compañero!

Comparto muchos aspectos contigo sobre esta entrega. Creo que el duo que se nos presenta en esta entrega hace un perfecto tándem que, ampliando la experiencia y lore que destila la saga Uncharted, no nos hace echar de menos a Drake y Sullivan.

Se nota que «El Legado Perdido» cuenta su propia historia, que la relación que forjan las dos protagonistas suma a la experiencia y, aún con su corta duración, te hace disfrutar cada minuto de juego.

Chloe tiene muchísimo carisma como para en una única entrega como personaje jugable, parecer que lleva toda una saga siéndolo.

Un título recomendable sin duda alguna.

1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x