Opinión de Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami 

Acércate al calor de la Danza del Dios del fuego mientras dejas que te cuente por que Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami demuestra que un juego basado en un anime puede llegar a sorprender.

El estudio nipón CyberConnect2 es famoso por sus arena fighting inspirados en obras de animación provenientes del país del sol naciente. Estos siguen un esquema muy claro, trasladar la adrenalina de los combates que ocurren en dicho anime en un precioso estilo Cel Shading a una consola, siendo su modo historia una manera de revivir lo acontecido en la serie. Ofreciendo una experiencia algo más relajada y aportando poco más que un par de curiosidades.

La compañía lleva décadas explorando este método que ya se siente algo trillado, lo que me llevó a realizarme las siguientes preguntas: ¿Hay cabida para la sorpresa en la narrativa de un formato tan conservador? ¿Puede un juego aportar algo que la serie no hizo? La respuesta a estas cuestiones me llegó de la mano de Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami y ahora os cuento por qué.

Los videojuegos son un medio audiovisual que permite al consumidor interactuar de manera directa con los elementos de la obra. La historia solo avanza si tú experimentas ese camino, por eso tiene una capacidad especial de evocar sensaciones o sentimientos.

Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami relata las hazañas de Tanjiro un cazador de demonios y sus compañeros durante la primera temporada del anime homónimo escrito por Koyoharu Gotouge y animado por UFOTABLE.

Con una estructura clásica y lineal. Comienza cada capítulo con el título de este, sentencias a unos cuantos masillas, exploras un pasillo repleto de coleccionables y el clímax llega al enfrentarte contra el jefe del episodio. Dando lugar a su correspondiente cabecera anunciándonos que hemos terminado el nivel.

Hasta el momento podemos reconocer este patrón sin encontrar nada realmente catártico: ¿Qué es lo que me ha motivado a escribir este texto? Para saberlo debemos transportarnos directamente al final del capítulo 5.

Parece que la desarrolladora Japonesa no ha dicho su ultima palabra.

Opinión de Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami-Tanjiro

Y si, lo has adivinado se avecinan spoilers, por lo que te aconsejo que pares aquí si no has jugado al título y pretendes introducirte en él completamente inmaculado. Dicho esto, proseguimos.

El capítulo 5 titulado «El dios del fuego» transcurre en el monte Natagumo y es el único de los 8 que componen la aventura que se abre y desarrolla sin un epígrafe introductorio. Aquí encontramos el primer ingrediente disruptivo avisándonos de que no se trataba de otra sección más del juego; en este lugar iba a ocurrir algo importante y para hacérnoslo saber solo han tenido que variar un poco su fórmula.

La trama avanza, y pone en problemas a nuestros protagonistas, sin olvidarse de su actor principal, Tanjiro, que deberá enfrentarse a un poderosísimo enemigo, el cual le tiene contra las cuerdas; tras dos enfrentamientos, el personaje queda en una situación de muerte inminente y lanza un ataque a la desesperada con su arma completamente destrozada. Es aquí cuando, tras un flashback en el que recuerda la técnica de su padre que da nombre al juego, ocurre la magia. Comienza a sonar un bellísimo tema sacado directamente de la obra origen y aparece el cartel de introducción al capítulo que andaba desaparecido, pero con la particularidad de tener los colores invertidos, una elección cromática que dudo que sea azarosa, dando a entender que nos encontramos ante un punto clave en el desarrollo del personaje. En ese preciso instante fui capaz de sonreír aún con un detalle tan pequeño. Toda esa pauta tan genérica había servido para llegar a este momento.

Un  golpe directo al corazón.

Opinión de Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami - Rengoku

Con esto no trato de decir que estemos ante un ejercicio de escritura intachable, simplemente pude ver cierta intención del autor a la hora de darle identidad propia al producto.

Aun así, Cyberconnect2 se guardaba todavía un truco bajo la chistera. Uno que golpea directamente al corazón en forma de sorpresa final ubicada en el octavo y último capítulo «El tren Infinito». Este transcurre de manera habitual hasta su cierre, en el que tenemos a nuestros protagónicos celebrando su victoria, seguido del correspondiente letrero anunciando el fin. Pero, como en la vida, no todos los finales son tan dulces, y faltaba una última lección con la que castigar a nuestros amados héroes, una que se acerca desde el cielo fracturando el rótulo de esa tan merecida feliz conclusión, y revelando el verdadero título del capítulo «Un sueño hecho añicos, corazón ardiente». Sin entrar en mucho detalles sobre la trama, puedo garantizar que ese nombre cumple con su propósito.

Y eso es todo. Hasta aquí mi opinión sobre Kimetsu No Yaiba Las Crónicas de Hinokami y estos pequeños recursos que subvierten las propias reglas impuestas por el videojuego, ofreciendo detalles de la trama sin tener que explicarlos. Puede que no sean los más sutiles o elaborados, pero funcionaron para cambiar mi percepción sobre lo que este tipo de títulos pueden llegar a ofrecer. ¿Qué te han parecido a ti? ¿Qué otros detalles o curiosidades han cambiado tu opinión sobre un videojuego? Estoy deseando leerlos.

Por Aitor Mesonero Carretero

Amante de los Fighting Games y del cine de Gangsters, Silent Hill volverá a ser una franquicia 1% de posibilidad 99% fe.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x