Si algo me enamoró de la saga de Monkey Island, por encima de los
diálogos geniales, la temática pirata en lo más profundo del
Caribe o algunos puzzles imposibles de resolver, fue el carisma de
sus personajes. Desde el primer momento quise saber más sobre Stan,
Wally o los jefes pirata. ¡Diablos, quería más y más! Algunos de
ellos se han convertido en referentes absolutos de la saga y otros no
han tenido más que una breve aparición (a pesar de haber marcado
estilo, cómo el vigía ciego de Melée Island). Hoy quiero hablar de
los primeros: los personajes que más han aparecido en la saga de
Monkey Island; esos tipos que siempre aparecen en las conversaciones
sobre el juego, que tienen líneas de diálogo memorables y que su
sola presencia en la pantalla nos hace esbozar una sonrisa
nostálgica.

Nota:
Para mí, la saga de Monkey
Island comprende los tres primeros juegos: aquellos que usaron el
sistema SCUMM para su programación. Los dos primeros, con el equipo
original (con Ron Gilbert a la cabeza) y su excelente continuación
por otro equipo de desarrolladores en la tercera parte: The curse of
Monkey Island. La cuarta parte no me gusta y la quinta no la he
jugado. Así que me centraré en las 3 primeras partes del juego.



El trío de protagonistas, formado por Guybrush, Elaine y Lechuck

Obviamente aparecen en todos los juegos. Forman parte del esquema
clásico de protagonista, chica del protagonista, antagonista. Pero,
diremos en favor de la saga, que Elaine es capaz de salvarse a si
misma; se sale un poco del esquema tradicional y machista de la
damisela en apuros, estandarizada en las películas de Disney, entre
otros muchos sitios. Aunque si se repite el esquema de amor del
protagonista y antagonista hacia ella, por lo menos Elaine parece ser
la más lista de los tres. Los tres pilares sobre los que se sustenta
la saga: un protagonista tonto, valiente y capaz de aguantar la
respiración diez minutos; una chica fuerte, independiente y que
extrañamente se enamora de un proyecto de pirata; y un villano con
personalidad, capaz de aterrorizar a todo el caribe y cuyo talón de
Aquiles es, precisamente, la búsqueda del amor de Elaine.



La hechicera Vudú: nuestra guía espiritual

La hechicera es una de los cinco personajes que aparecen en toda la
saga, y tiene un papel fundamental en muchas partes del juego. Es
Yoda, es Gandalf, es el guía espiritual que es capaz de ver el
destino en las acciones de Guybrush y ayudarle a vencer al mal. Icono
indiscutible de la saga, tiene la habilidad de estar siempre en la
primera isla a la que llega Guybrush. Maestra del vudú, también ha
ayudado al pirata fantasma Lechuck en algunas ocasiones (enviándole
material vudú, por ejemplo) por razones desconocidas. Según se cree
popularmente, ayuda a Lechuck como forma de controlar su poder.



Stan: el comerciante total

Stan representa el capitalismo más salvaje; capaz de vender a su
madre por un doblón, ve grandes oportunidades de negocio en todas
partes. Desde vender barcos, ataúdes o pólizas de seguro, Stan ha
surcado todo el caribe abriendo negocios y estafando a la gente. Con
su sombrero y chaqueta característicos, su movimiento de manos y su
cháchara locuaz y disparatada, todos guardamos buen recuerdo de
Stan. Es cierto que ha engañado a Guybrush vendiéndole un barco
ruinoso, pero también el bueno de Guybrush le ha jugado muy malas
pasadas (como encerrarlo en un ataúd en la segunda parte del juego).
Siempre que aparece nos da una tarjeta de visita o un objeto de
recuerdo que nos será útil más avanzada la aventura.




Wally: el niño que quiso ser pirata


Wally es el niño que Guybrush fue una vez y aún no ha dejado de
ser. Un cartógrafo enamorado de los mapas que quiere ser un pirata
en la tercera parte del juego; un chaval cuya ayuda es clave en la
segunda parte y cuyo destino es un misterio en la tercera parte. ¿Se
salva o muere? No lo sabemos. El niño de El templo maldito, el joven
que acompaña al héroe como aprendiz en tantas sagas
cinematográficas y literarias; el futuro héroe. Aquel que un día
cogerá el testigo de nuestro protagonista. Ese es el bueno de Wally.




Herman Toothrop: 
náufrago sin pantalones

El viejo Herman aparece según llegamos a Monkey Island, aunque
la primera noticia que tenemos sobre él es mientras leemos su diario cuando viajamos buscando
la isla. Está loco, vale. Ha perdido la cabeza totalmente. Creo que se puede afirmar sin temor a equivocarse que representa el arquetipo de Robinson; sólo en una isla casi desierta.
Tiene un montón de problemas con los caníbales indígenas de Monkey
Island, problemas de los que nos informamos a través de las cartas esparcidas
por toda las isla. Es el fantasma de las navidades futuras; aquello
en lo que puede convertirse Guybrush si no consigue salir de la isla.
Yo siempre le salvo. Siempre. ¿Sabéis que existen dos formas de
completar el Monkey Island original, no? En uno salvamos a Herman, en
el otro nos vamos con los vagos que forman nuestra tripulación.
Salvad a Herman, hombre. Aparece en los dos primeros juegos, aunque
en el segundo apenas interviene. También aparece como marioneta en
el tercer juego.




Los caníbales de Monkey Island

Los caníbales son los habitantes indígenas de
Monkey Island. Pasan de ser enemigos, de encerrarnos en su choza a
increíbles aliados contra Lechuck. Es en su pueblo donde aparece el
mítico mono de tres cabezas. A pesar de ser caníbales, cuidan mucho
su alimentación. En la tercera parte de la saga, se han convertido
en vegetarianos. No sabemos si son los mismos, puesto que sólo
Cabeza de Limón mantiene su disfraz idéntico. Gracias a ellos,
conseguimos la cabeza que nos guíe hasta el barco del pirata zombi.
Muy majos. Siempre me cayeron bien. En la segunda parte no aparecen, por desgracia.



Los hombre de baja fibra moral: piratas

Son unos tipos que están sentados o
durmiendo, siempre vagueando y siempre nos dan algún objeto poco
interesante. En el primer juego pueden vendernos un mapa falso y
darnos unas actas que no valen para nada. En el segundo juego
interactuamos más con ellos, incluso le podemos sacar unos doblones
a uno de ellos (y hacerle la puñeta cortándole la pata de palo).
Son rostros conocidos que me hizo ilusión encontrarme en la segunda
parte del juego. Representan el arquetipo de pirata: maleantes,
gandules, buscavidas, etc. Molaría que hubieran salido en alguna
otra parte del juego. Esa es mi opinión, por supuesto. Pero les
extrañé en la tercera parte.




Hasta aquí los personajes recurrentes de la saga Monkey Island. Son
éstos los que verdaderamente hacen grande un juego; los que al
verlos por primera vez, te enganchan; y al verlos en otro juego, el
corazón se desboca y no puedes esperar a sabes más sobre su
personalidad. Espero que os halla gustado. Y ya sabéis:  
Si te ha gustado, sígueme en Twitter @iguanadepapel
Otros artículos que pueden interesarte:







Por Redacción Orgullogamers

Orgullogamers es tu web favorita de videojuegos, cine, series, cómics y curiosidades sobre todos tus hobbies.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
uribart

brutal!!! que ganas de jugarlos de nuevo!!!!

1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x