Mecánicas absurdas

Las mecánicas más comunes pueden ser, al mismo tiempo, las más ilógicas. Hoy os traemos la primera remesa de mecánicas absurdas en los videojuegos.

¿A quién se le ocurriría llevar 45 armas pesadas encima para ir a una misión de matar a tres vacas locas? ¿Hay alguien tan mazado en este mundo como para cargar con 117 granadas y una gatling? Quizás el único capaz de hacerlo sea el mismo que es capaz de parar el tiempo cinco segundos antes de propinar un cuchillazo; ataque que fallará si en vez de «X» presionamos «B». También fallaremos si al enemigo en cuestión le da por rodar.  Todos sabemos que rodar cuando te una banda de neonazis va a pegarte una paliza, hace que puedas esquivar sus golpes. Eso sí, deberás tener subida la «adaptabilidad» al 40 para tener más frames de  invulnerabilidad. Cuentan las leyendas que solo podrás aumentar esta estadística si encuentras 10 cuernos de unicornio. Hoy, en mecánicas absurdas, hablaremos de «Rodar», «los Quick Time Events», «los coleccionables» y las «ruedas de armas».

Y es que, si nos paramos a pensar en las acciones que realizamos mientras jugamos, la mayoría de ellas serían imposibles o de uso desaconsejable en la vida real. Está claro que un juego no está hecho para ser fiel a la realidad, aunque algunos simuladores lo intenten. Por eso, hoy vengo a romper esa sensación de normalidad que nos invade al jugar a cualquier título con las mecánicas nombradas anteriormente. ¿Comunes? Sí. ¿Absurdas? También. Vamos a comenzar por la que podría llegar a ser la más «normal» de todas; a partir de ahí, iremos hacia arriba en la escala de «absurdidad».

Mecánicas absurdas - Unicornio

Los coleccionables

Tal y como hacemos en la vida real, para hacer un pastel de chocolate tenemos que comprar leche, chocolate, harina, azúcar y algunos otros ingredientes para que nos quede lo más sabroso posible. En los videojuegos van por ahí los tiros, pero en vez de un pastel debemos crear una espada épica de hielo +15. Y una espada de hielo +15 no es cualquier espada. Quizás requiera de multitud de gemas que, en una explosión ancestral, quedaron desperdigadas en las Montañas de la Luna. Si nadie las ha cogido aún tras 3 millones de años, pese a aparecer su ubicación en la mitad de los libros de la biblioteca, es porque se estaban esperando a que las pillásemos nosotros, porque somos más guapos y más fuertes que nadie.

Y es que, en serio, ¿por qué nadie recoge las cosas de valor que hay en una ciudad cualquiera del sandbox de turno? ¿Acaso no es importante recoger veinte esferas de poder que podrían convertirte en un Vengador y que están, literalmente, en la azotea de tu edificio, en un skatepark a las afueras o en la fuente de un parque? ¿Y qué me dices de esa moneda de la época alejandrina que se vende por dos millones de créditos y que está en un contenedor de un callejón random? ¿Se puede saber desde cuándo lleva ahí esa mierda? ¿Por qué se supone que llevas un mapa que indica su posición?

Es más, seguramente le has comprado ese mapa a un mercader. Eso significa que ese tío sabe dónde están las esferas de poder, las monedas, los cuernos de unicornio y las gemas de la espada ancestral +15. ¿Por qué demonios no ha usado esos mapas para convertirse en el ser más poderoso del universo, en lugar de vendérselos a un «pibe» aleatorio por 500 tornillos oxidados?

Y ya no hablemos de cuando conseguir coleccionables hace que desbloquees nuevas habilidades o accedas a nuevas zonas relevantes para la trama. «Para cruzar esta puerta necesitas 50 plumas de canario danés», o «espacio de piromancia disponible al obtener 30 millones de balones de fútbol carmesíes». Perfecto, gracias, es que no tengo nada más que hacer en todo el día, la verdad. ¿Qué pasa, que con los 30 millones de balones le pagas a una anciana para que te cosa un bolsillito en la chaqueta para llevar cinco pociones extra? Una cosa está clara: los coleccionables pueden tener cabida en un juego para alargar su vida útil, aunque nos pese tener que recogerlos todos para ser unos completistas; eso sí, no me veréis por la calle registrando contenedores o zambulléndome en la fuente de la plaza del pueblo para ver si encuentro una lengua de lagarto trifásico.

Mecánicas absurdas - QTE

Los Quick Time Events (QTE)

Para que luego digan que las cámaras lentas en las películas son exageradas… En los videojuegos hemos alcanzado el «next level», my friends: las cámaras lentas, pero hasta que pulses el botón que aparece en pantalla. Si lo pulsas, tu personaje hará una acción completamente lógica para la situación en la que te encuentres. Pues yo que se, si ibas a pegarle un puñetazo a un tío, aprietas el botón y, efectivamente, le metes tremendo sopapo; si te ibas a tomar un trozo de tarta, aprietas cuadrado, lo cortas, lo introduces en tu boca y lo masticas; si eres Spiderman y vas a hacer un salto de fe desde una azotea para salvar a una civil inocente en un edificio en llamas que va a explotar, pues eso.

Tú le das a los botoncitos cada vez que el tiempo se detenga, como si el Doctor Strange estuviese usando su gema del tiempo, y todo saldrá bien.

Bueno… saldrá bien si pulsas los botones, porque si te vas a merendar un bocata-chorizo y no pulsas nada, entonces la cagas. También la cagas si tu percepción visual es la de un anciano de 96 años y, aunque aparezca un triángulo como Júpiter de grande en la pantalla, le das al círculo. Si la cagas, lo que ocurre es que en vez de meterle el puñetazo al tío, te rompes el brazo contra el muro de detrás; en vez de introducir la tarta en tu boca, te equivocas y te la introduces en… ¡¡eh, eh, eh, censuren!!; y en vez de rescatar a la pobre civil, Spiderman se rompe los piños contra el suelo, en uno de los memes más épicos que nos han regalado los QTE.

Da igual la acción que tengas que realizar. Puede ser lo más fácil o lo más difícil del mundo. Lo que sabes seguro es que el tiempo se detendrá de manera inexplicable… y deberás tomar una decisión crucial. Sí, siendo completamente realistas, los QTE pueden quedar bien en una batalla épica o una escena con explosiones, pero juegos como Heavy Rain lo llevaron a extremos surrealistas, abusando de la mecánica en literalmente cualquier situación imaginable. Moderación, por favor.

Rueda armas

La rueda de armas o los trajes «bolsillo de Doraemon»

¿Con cuanto peso puede cargar un ser humano antes de ser incrustado en la placa terrestre obra de toneladas de hierro? Parece ser que con mucho, ya que el soldado que encontramos en la imagen de encabezado está sorprendentemente vivo. Eso sí, ¿se moverá a un metro por hora a causa de llevar encima siete AKs, cinco ametralladoras ligeras y tres lanzacohetes? ¿Tendrá en sus estadísticas un sobrepeso de 814/808 y deberá deshacerse de cuatro balas si quiere volver a moverse a velocidad estándar? Lo más seguro es que sí. Cargando con 300 kilos, un cuarto de kilo puede marcar la diferencia entre esprintar o caminar como mi bisabuela coja. Muy razonable.

Tan razonable como que en los GTA puedas llevar literalmente más de diecisiete armas al mismo tiempo mientras estás vestido con unos pantalones cortos y una camiseta interior de tirantes. El soldado del encabezado puede llevar 25 armas porque lleva correas y un traje militar, pero Tommy Vercetti ¿dónde se las mete? ¿Acaso esconde el bolsillo mágico del gato cósmico dentro de su camisa hawaiana azul cielo? ¿Tiene un pozo sin fondo como estómago y se las traga para «gomitarlas» cuando las necesita? ¿Cómo puede cargar con una gatling rotatoria de 10 cañones y 10.000 balas?

En Gears Of War se necesitan dos Gears (Cole y Marcus), que son absolutas bestias mazadas, sudorosas y musculadas, para cargar con un cañón rotatorio; uno lleva el cañón y el otro el tambor con las 10.000 balas. ¿Se está insinuando que el bueno de Vercetti posee la fuerza de Kratos como mínimo? ¿Es Tommy Vercetti el verdadero antagonista en las sombras de la Saga Gears, capaz de rivalizar con la fuerza de Marcus Fenix? Nunca lo sabremos.

Lo que sí sabemos es que nuestros personajes en los videojuegos son magos, capaces de hacer aparecer y desaparecer armas o utensilios que, aparentemente, no pueden portar, ni por su peso ni por el espacio que ocupan. Aunque, eso sí, llevando 80 toneladas encima (cazuelas, velas, piedras, tenazas, huesos, hierbas, el brazo ortopédico de un tío, un chupete, cuernos de unicornio…), recoger esa frágil florecilla de 4 gramos puede marcar la crucial diferencia entre moverse o ser una estatua más en el entorno. «Estás excediendo el peso que puedes portar. Deshazte de objetos de tu inventario para volver a la normalidad».

Rodar

La guinda del pastel: Rodar

¿Cómo? Ehmmm… rodar. ¿Rodar? Sí, rodar. O sea, rodar… pues eso, tirarse al suelo y dar una voltereta así en plan mal. Como en las clases de gimnasia en el insti, ¿sabes? Sí, pero ¿de qué va a servir esa estupidez? Pues mira, el asunto es que a alguien se le ocurrió que mientras rodabas… pues eras invulnerable. En fin, que tu cuerpo se volvía intangible, inmaterial, que te transformabas en un fantasma, incorpóreo total, ¿lo pillas? Te atacan con una espada; ruedas. Te disparan; ruedas. ¿Qué me dices de que te fijen con un rayo láser aniquilador imposible de esquivar? No pasa nada; ruedas hacia delante y lo traspasas. ¿Explosión nuclear? Tonterías… minucias… siempre puedes rodar.

Y es que rodar en los videojuegos de acción siempre es la clave. En la vida real, si unos matones te acorralan en un callejón, dispuestos a partirte todos los huesos del cuerpo y a robarte ese iPhone 13 que acabas de comprarte hace 5 minutos… pues si quieres puedes rodar, allá tú… pero te aseguro que la paliza te la van a dar de todos modos. Has jugado demasiado a Dark Souls, chaval; this is the jungle, aquí rodar no te servirá de nada, porque esto es la «real life». Y en la vida real, rodar por el suelo sirve, como mucho, para hacer el tontito un rato creyéndose una croqueta o para ganar la competición de gimnasia de tu colegio.

No, amigos, quizás no se haya inventado jamás una mecánica más alejada de la realidad. Llevar 50 armas encima es difícil, absurdo, pero puede ser útil. Recolectar 894 dichosos cuernos de unicornio es imposible (porque los unicornios no existen, bobos), pero podría servir para fabricar cosas con cuernos de unicornio, que molaría que te cagas. Y, yo que se, los Quick Time Events hacen que la peliculita quede mejor y sea interactiva… y esas cosas. Pero rodar, en serio, ¿alguien ha visto cómo queda un tío famélico rodando sin parar delante de Ornstein y Smough? Si las leyes de la física obedeciesen a la realidad en Dark Souls, nuestro personaje estaría destinado a no superar nunca el tutorial.

Una mecánica completamente opuesta a la lógica, que es ridícula e inútil en este nuestro mundo pero que, manejando a un moñigo en tu pantalla, se convierte en tu arma más letal. Recuérdalo compadre, nunca cargues con demasiado peso; nunca lleves encima 201/200 kilos, porque entonces estarás condenado al «Fat-Roll», y eso significa que rodarás más lento. Nunca cometas ese error. Consejo de amigo pero, sobre todo, es un consejo de alguien que se pasó Dark Souls 1 por primera vez… creyendo que le iría mejor con armaduras pesadas, un espadón gigantesco y bloqueando ataques en lugar de esquivarlos. Yo he estado en el infierno…

Mecánicas absurdas - Arcoíris

Basta de movidas raras

Ahora que por fin he «crafteado» mi reluciente armadura con los cuernos de unicornio, me dispongo a salir de aquí. Llevo conmigo todas mis armas, pues puedo cargar con peso ilimitado gracias a la rareza nivel Legendario de mis ropajes. Tras superar, rodando una vez tras otra, los ataques de un gigantesco dragón, lo remato con un cinematográfico QTE y termino mi partida y, con ella, este artículo.

Y ahora, en serio… me voy a la comisaría a ver si ya han encontrado a los que el otro día me acorralaron en un callejón y me robaron todo lo que llevaba. Dios… ¿por qué me pareció buena idea rodar? Debí de parecerles estúpido….

John, Orgullogamers – ¿Qué haces aquí aún? ¿No tienes ninguna misión secundaria que hacer por ahí o algo?

 

Por John Sánchez

Jefe de Redacción en Orgullogamers. Corrijo ortografía, gramática y formato, pero no puedo corregir mi vida. En fin... Soy el que está tras la barra en el podcast La Taberna de Orgullogamers REDUX y casi todos los días dando la turra en nuestro canal de Twitch.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x