Sustituyendo la nostalgia por sacos de dólares

   Tras una
semana en la sombra planeando mis siguientes malévolos pasos, vuelvo con otro
tema de la más reciente actualidad con el que poder descargar toda la ira que
acumulo día a día leyendo noticias en otros blogs. Esto es como cuando ves la
televisión a las nueve de la noche: ocho de cada diez noticias en los
informativos son tragedias. No difiere mucho de la prensa relacionada con los
videojuegos, solo que en vez de tragedias, se les llama “remakes”.

   Re-ma-kes: palabra que tengo aburrida desde
a saber cuándo, porque como casi todos los males en esta industria, viene de
lejos y llegó para quedarse. No hace falta decir que esto es una mera opinión
personal
y que cada uno puede pensar de las reediciones lo que le dé la gana,
aunque si tienes un juego de la pasada generación y estás pensando gastar tu
dinero para comprarlo también en la actual a precio desorbitado, yo de ti iría
al médico antes de que se lo contagies a alguien.

   La moda de los remakes nos viene de hace ya
décadas, no es algo que haya aparecido ahora. Ya se hacían cosas de estas de
PS2 a PS3 y (aunque en menor medida) de Xbox a Xbox 360. ¿Cuál es la novedad
entonces? Obviamente, que al igual que el tema de los DLC y de la publicidad
engañosa, los remakes se incrementan cada vez más y más. Se reproducen y donde
hace diez años había uno, ahora hay cincuenta (y sin entrar en exageraciones).

«Nótese la EXAGERADA diferencia entre PS3 y PS4. Ese píxel de más,
cuesta 50 eurazos. ¡Bravo!»
   Antes había menos de todo. Menos DLC, menos
basura publicitaria y menos remakes. Actualmente esto es la selva, el paraíso
del chorizo, la fuente de la eterna riqueza para el magnate. El lugar donde no
hace falta sacar juegos nuevos para triunfar, sino que con un simple upgrade
gráfico y tres florituras más tenemos un juego exactamente IGUAL al anterior al
mismo precio. Si alguien se creía que no se podía tener más cara después del
agobiante tema de los DLC, se equivocaba, porque aquí llega el endiablado tema
de los remakes, auge y cima de las estafas
. Parecía imposible llegar tan alto,
pero una vez más, la industria vuelve a sorprender.

   Retrocedamos unos años hasta ese lejano
2013, año en el que aún teníamos fe en la nueva generación de consolas. Cuando
todo esto empezó
y se mostraron las nuevas máquinas y sus correspondientes
juegos, se respiraba buen aire. Había confianza. Sony y Microsoft iban bien encaminados,
cada uno con sus grandes joyas de la corona a la cabeza (joyas que al final
resultaron no estar a la altura, aunque al menos eran juegos nuevos y no
calcomanías de la anterior generación).

   El primer año de la Next-Gen empezó bien,
siguió regular y terminó mal. El segundo año, dígase 2014, empezó mal, siguió
mal y terminó peor imposible, ya que un ente maligno subió de los infiernos y
se comió la creatividad de los desarrolladores de videojuegos, así que todos y
cada uno de ellos se vieron obligados a rehacer lo que ya estaba hecho
y
venderlo a precio de juego nuevo, que eso es lo más irritante.

«La Técnica del Carroñero Oculto. Vender dos juegos
a precio de uno y decir que además es HD»
   Punto intermedio.

   ¿Está bien o está mal hacer remakes? La gran
pregunta a la que quiero dar respuesta. Remakes, ¿buenos o malos? ¿Queremos
remakes o no queremos remakes?

   Después de lo que habréis leído, queda
bastante claro que “Remake = Mal”, pero ¿por qué? Razones por las que está mal
hay muchas; razones por las que está bien, menos, pero también las hay.

   Remakes = mal ¿por?

   -Hacer un remake de un juego que salió hace
menos de seis o siete años resulta un total sin-sentido a menos que lo que
busques sea llenarte los bolsillos. La única razón por la que remasterizar un
juego relativamente nuevo es buscar el dinero fácil, no el bienestar del
jugador
. ¿Qué bienestar puede haber en comprar un juego que puedes jugar en tu
anterior consola a precio diez veces más barato? Pues ahí está.

«Sobran las palabras»
   -Los precios desorbitados. ¿Realmente cuesta
40 o 50 euros cambiarle las texturas a un juego y moverlo a 60 fps? Respuesta
negativa. Un remake es un juego que ya existe. Un juego que ya existe no
debería ser lanzado al mismo precio. Como mínimo de los mínimos a mitad de
precio y aun así sería caro.  Por poner
un ejemplo, tuvimos The Last Of Us con unos pedazo graficazos de la leche para
PS3 y tres años más tarde tenemos el mismo juego, sin cambio alguno con unos
inapreciables retoques gráficos a casi el mismo precio. Por decirlo de una
forma sutil, sin malas palabras. Estos tipos nos han vendido el juego 2 VECES.
EL MISMO.
Y hay gente que pica y gasta más de cien euros en dos juegos gemelos.
Para vosotros, RE-jugadores.

   Remakes = bien ¿por?

   -Nostalgia en juegos con más de ocho años de
antigüedad.
Es normal que si eres fan de un juego que salió para la generación
de PS2-Xbox, te guste verlo con la tecnología actual, ya que el cambio deberá
de ser abismal entre ambas versiones. Hacer un remake de un juego muy antiguo
no tiene por qué ser malo en absoluto, todo lo contrario. Con este acto les
hacemos un gran favor a los fans y también a todos aquellos que no pudieron
disfrutar del juego original, ya que PS2 y Xbox ya no están a la venta. Remakes
bien hechos de juegos muy antiguos, sí.

   -Si reeditamos un juego con mucha
antigüedad, podemos añadir mecánicas actuales a su jugabilidad, incorporar
extras o incluso alargar su campaña con nuevos episodios nunca vistos. Una
reedición no tiene por qué llegar tan solo a un cambio gráfico y sonoro
tremendo. Puede ir mucho más allá y buscar el goce y disfrute de los jugadores
añadiendo aspectos nunca explorados en el juego original.

«Amigos, a ESTO se le llama remake. Una mejora gráfica titánica,
nuevas cinemáticas y nuevas opciones para alargar la vida del juego»
   La excusa para hacer remakes actualmente.

   -Frase por defecto de todo aquel buitre
carroñero que se dedica a reeditar juegos de la pasada generación: “lo hacemos
para que todos aquellos que no pudieron disfrutar del juego en PS3-Xbox360,
tengan la oportunidad de adquirirlo en las actuales consolas”
… MAL. Fatal.
Patético y ruin. No se me ocurren más adjetivos para describir a quien formule
estas palabras.

   En primer lugar: ¿Quieres que tu juego de
hace tres años se pueda jugar en la presente generación? Bien, pues no lo
vendas a precio de oro y ofrécelo por el mismo precio al que se puede encontrar
en las tiendas para la anterior generación. ¿Tu excusa no es que quieres que
los que se lo perdieron en la pasada lo prueben en esta? Entonces haz honor a
esa misma frase y no le hinches el precio hasta el infinito, pues como bien he
dicho antes, el juego ya existe y su precio no debería ser el de un producto
nuevo.

   En segundo lugar: ¿No sería diez millones de
veces más fácil hacer consolas retro-compatibles para que cualquier ser humano
del universo pueda comprar juegos de la pasada generación y disfrutarlos en
esta?
¿No estáis buscando el beneficio de la comunidad y la felicidad de todo
el mundo? ¿A qué esperáis para hacerlo? De esta forma, la excusa preferida de
todo buitre carroñero no sirve de nada, así que solo nos queda pensar que de
hacerlo por el bien de los jugadores, nada de nada. El dinero manda, amigos. Se
prefiere vender un juego dos veces que realizar el simple trabajo de la
retro-compatibilidad. Increíble.

«Mientras tanto, en la oficina central de cualquier CEO de una desarrolladora indeterminada…»
   A partir de aquí cada uno que opine lo que
quiera. Yo me he dedicado a plasmar sobre el artículo los puntos a favor y en
contra de los remakes y creo que más claro no he podido ser. Tenemos cosas
buenas y malas y la industria actual es como es.
No puede cambiarse, así que os
doy un consejo. Si estáis pensando en adquirir uno de estos remakes-carroña,
más vale comprar una consola de la pasada generación de segunda mano (a un precio
de risa) para disfrutar del juego original y además, del resto del catálogo.
Que no te la jueguen. A veces lo viejuno es lo que manda.

   John –
Orgullogamer – Reabriremos la sección de la industria actual cuando se haga
pública la siguiente estafa, que va estando de moda. Buenas tardes.


Por John Sánchez

Jefe de Redacción en Orgullogamers. Corrijo ortografía, gramática y formato, pero no puedo corregir mi vida. En fin... Soy el que está tras la barra en el podcast La Taberna de Orgullogamers REDUX y casi todos los días dando la turra en nuestro canal de Twitch.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
xupalagamba

Quería comentar desde hace unos días que lo leí, pero no pude porque era en móvil. Usas erróneamente el término remake, remake es lo que la gente quiere, el juego de los 90 hecho desde 0 para nuevas consolas. Tu te refieres en todo el artículo a las remasterizaciones, que son ports a nuevas consolas.
Por ejemplo, cuando dijeron lo de FFVII en ps4 parecía que iban a hacer un remake, pero hablaban de una remasterización cutre.

Unknown

Venia a comentar lo mismo que xupalagamba. Ya lo ha dicho todo. Así que diré ademas que el remake o remaster como tal no tiene en absoluto nada malo, a excepción del timo de Dark Souls 2, que me parece increíble. Igualmente la cosa está en que estas ediciones de juegos de otras generaciones, como tal no son malas. La cosa es que actualmente los usan para sustituir los juegos de la generacion actual que no hay. Una cosa es redondear un catalogo de juegos bien nutrido con la oportunidad de jugar juegos de X generaciones en mejores condiciones que anteriormente no pudiste probar, y otra muy distinta sustentar tu actual catalogo con juegos de hace menos de 5 años.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
2
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x