Volvemos de nuevo a la carga para contaros las impresiones
que nos ha trasmitido la beta cerrada de Ghost Recon Wildlands
. En él
viajaremos hasta Bolivia, donde ayudaremos a los guerrilleros a terminar con
una gran amenaza para los ciudadanos, el cartel de Santa Blanca. Su aparato logístico
está fuertemente afincado y protegido en las distintas regiones del país. Como
un comando de elite de los EEUU, apodado Ghost, deberemos abrirnos paso entre las
posiciones enemigas para recopilar información, ya sea por medio escrito o por
un “amable” interrogatorio, con la intención de reunir los datos necesarios de
nuestro objetivo. Sin más dilación, comencemos la exposición.
Su apartado gráfico, a pesar de tener destellos de calidad
junto a un sistema de iluminación notable,  no está a la altura. No nos remitimos a la
aparición de zonas luminiscentes en plena nocturnidad ni a la cantidad de bugs
que luego abordaremos, le falta un pulido muy a fondo para equiparar los
innumerables entornos a la calidad del mercado actual. Con esto no queremos
decir que el cómputo global este por debajo de los cánones, nos referimos más
concretamente a texturas traspasables, aparición de objetos o líneas de
aproximación en movimiento, fallos que son frecuentes y denotan una falta de
cuidado monumental
. Sin elucubrar excesivamente, puesto que en la prueba
cerrada estaba disponible un esbozo del mapa, su extensa ambientación concorde
a dimensiones jugables pueden ser los causantes de los problemas nombrados.
Tanto por el día como en pleno ocaso los cambios
climatológicos
asolaran las inmediaciones con lluvias torrenciales que harán
cambiar las inmediaciones de manera solvente, pero los rayos no iluminarán la
extensa espesura, como bien hemos mencionado anteriormente, el suelo será el
molesto emisor. Desgraciadamente en esta prueba hemos podido dilucidar multitud
de fallos
que, aun sin ser un desencadenante de un funcionamiento completamente
errático
, causan molestia e incluso alguna muerte prematura. En determinados
vehículos con torreta, el arma principal del personaje aparece sin previo aviso
sobre el capó moviéndose en paralelo a la Mini Gun sus 360 grados. Ni que decir
tiene que esto no debería pasar pero no índice en ningún otro apartado que no
sea el visual, con lo cual no repercute directamente. Sin embargo la aparición
de enemigos en los puestos avanzados pocos segundos después de abatirlos es,
sin duda alguna, un auténtico y tedioso quebradero. A pesar de reconocer la
zona, de acuerdo a las áreas rojizas que predominan sobre el minimapa indicando
un enemigo o varios para marcarse posteriormente de manera nítida con un punto,
y acabar con todos los soldados de las inmediaciones, los espacios cerrados y
vacíos, verificados por el mapa como zona sin marca alguna, son los causantes
de este extraño suceso.
A pesar de lo nombrado con anterioridad, es un título
bastante completo
. Encontraremos diversidad de armas (ametralladoras ligeras o
pesadas, rifles francotirador, sub-fusiles, pistolas, escopetas), vehículos
(automóviles deportivos o todoterreno, bugies, camiones, motos, lanchas,
helicópteros) con los que podremos abordar de distintas formas tanto la
historia principal como las 3 vertientes de misión secundaria (desconexión de
redes, ataque a convoys y recopilación de información) que se han dejado ver
durante la fase de pruebas. Determinados objetos de habilidad estarán
desperdigados por el mapa dándonos puntos de desarrollo y/o recursos para la
guerrilla. Esos recursos harán que la armada autóctona nos ayude en nuestras
intrusiones por terreno enemigo con mortero, vehículos,  distracciones, matones a sueldo o
reconocimientos que podrán ejecutarse mediante el menú rápido con el botón R1.
En ese apartado desplegable también encontraremos las órdenes de la escuadra,
con la que ordenar el ataque, disposición en un punto concreto, frenar el
avance o reagrupación. Nuestra hueste también podrá atacar a los objetivos que
marquemos para ejecutar varias bajas al mismo tiempo pero será incapaz de
conducir o pilotar ningún medio de transporte. Por otra parte si los dejamos
atrás por algún casual, reaparecerán en un periodo breve de tiempo en las
inmediaciones. La capacidad del dron para vislumbrar los bastos entornos,
dentro de un espacio predeterminado de proximidad, nos beneficiara tanto en una
acción sigilosa como en una confrontación directa. Los prismáticos, aun siendo
útiles, no darán los ángulos de visión necesarios para encontrar a todos los
objetivos. Posee varias vertientes en el árbol de habilidades con multitud de
aptitudes que nos facilitaran las cosas a medida que avancemos.
Con respecto a la jugabilidad, es relativamente sencillo
acostumbrarse a todas las opciones desplegables mientras abonamos la tierra con
los cuerpos inertes de los enemigos. Es cierto que requiere un periodo para
adaptarse
a la multitud de órdenes que podremos ejecutar y que en plena
confrontación, debido a unos avisos por impacto poco llamativos, se hace
bastante más complejo, pero una vez coges la inercia, se sobrelleva . El manejo
de los vehículos
es completamente árcade, su potencia y ángulos de dirección se
asemejan en cada uno de los modelos. Quizá se deba a un defecto en su peso o
algún otro parámetro sin retocar pero hay una falta de diversidad en cuanto a
la sensación potencia/peso/dimensiones. En las motocicletas, a pesar de
realizar una temerosa epopeya, permaneceremos impertérritos sobre el asiento
ante las posibles adversidades que se pongan por delante. Surcar la inmensidad
del cielo a bordo de un helicóptero podrá evocar distintas opiniones. A mí
personalmente no me disgusta la forma en la que se enfoca. Pulsar un solo botón
para ejecutar el movimiento conciso, facilita la confrontación aire tierra por
la estabilidad del aparato.
En cuanto al apartado sonoro, hay desfases tanto con los
personajes en los  videos del modo
historia como en el propio juego. Aunque pueda parecer una minucia, el sonido
de la fauna autóctona está excesivamente alto concorde a las pautas globales o
los disparos con armas de fuego, sonidos que se asemejan fielmente junto con
las explosiones en espacios abiertos. Por el contrario dicha pesquisa no se
convalida con el ruido que emanan los vehículos, sin el aumento a revoluciones
altas ni desniveles al perder tracción en un ascenso, se perciben con nitidez
de manera plana. Por lo demás, en un enfrentamiento abierto, disfrutaremos
plenamente de un tiroteo introduciéndonos en pleno éxtasis con el desafío. Las
voces del doblaje en personajes principales son las mismas que en The Division
y aun siendo redundante, se agradece una traducción completa.

Pros.

  • -Diversidad de objetos con los que interactuar.
  • -Posibilidad de abordar distintas confrontaciones individual/cooperativo.
  • -Aparente extensión del mapa.
  • -Jefes en el modo historia.

Contra.

  • -Cantidad de fallos en diferentes aspectos.
  • -Jugabilidad y sonido de los vehículos.
  • – Cubrirse automáticamente por proximidad.
  • -Avisos por impacto desde diferentes posiciones.

Conclusion:

Podríamos decir que un conjunto de secciones ya vistas en
diferentes videojuegos se han juntado para formar este Tom Clancy’s Ghost Recon
Wildlands. En primera estancia y como no podía ser menos dada su denominación,
el parecido visual del personaje así como su sección de armas y personalización,
entre otras cosas, se asemeja al The Division. Sin embargo si indagas más allá,
sus contenidos no se quedan en ese mero ápice. Se perciben parecidos razonables
en el modo historia con el Far Cry y la capacidad táctica para dirigir a la
escuadra es parte de la esencia Ghost Recon. El título en cuestión es un cumulo
de conceptos congregados que se solapan de manera ecuánime, con dudosa
solvencia, para ofrecer una experiencia extensa e interactuar en equipo. Las
dudas se deben al trabajo que les queda por hacer, dado las dimensiones
jugables, concorde a los fallos encontrados durante el testeo. Muy a mi pesar,
los contenidos de la versión beta se tornaban lo suficientemente escasos como
para no poder concretar una conclusión marcada. Lo que debo reconocer es que me
ha sorprendido gratamente, y de solucionarse los problemas, podría ser una
opción factible dado su polifacético enfoque, aunque también debemos mencionar
que, de no tener un modo historia suntuoso ni una pretensión implícita de jugar con otros usuarios, podría resultar repetitivo.
Y esto solo es una tercera parte.

Desde Orgullogamers nos despedimos por hoy no sin antes
mencionar, que podéis encontrarnos en redes sociales, nuestro canal de YouTube o
pasaros por nuestra taberna, para tomaros el cocktel nuevo de la casa llamado “Grog
Recon”, con un sinuoso y exquisito regusto a pólvora.

Por Redacción Orgullogamers

Orgullogamers es tu web favorita de videojuegos, cine, series, cómics y curiosidades sobre todos tus hobbies.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x