«Retro Halo»

Halo 2600 y no porque sea ese el
número correspondiente a su continuación o parte de la saga, es decir, no es
que haya dos mil seiscientas partes de Halo, claro que poco le queda si echamos
cuentas, vamos por el 4, pero si los ponemos todos juntos sale un bando más
largo que los de Tierno.

Que si Reach, que si ODST, que si
Halo Wars, el Halo 2D… no llegamos a los 2600 de milagro, pero no, no van por
ahí los tiros. La coletilla numérica se debe a la plataforma donde hacer correr
esta maravilla retro, este Halo: la
Atari
2600.
Ed Fries, antiguo empleado de Microsoft, no debería tener mucho
trabajo el mozo en su apartado despacho y durante sus pausas laborales, creó y
versionó su propio videojuego versado en las aventuras y desventuras del Jefe
maestro, eligiendo como plataforma de aterrizaje, la mencionada 2600.

«Halo 2600 para Atari»

Una vez concluido el trabajo, el
muchacho mostró su obra a sus compañeros del trabajo,  amigos, familiares y vecinos de comunidad, que
viendo el resultón resultado de la criatura, animaron al bueno de Ed a que lo
lanzara en formato físico. Bien pensado, eventos retros atestaditos de amantes
del olor a rancio y retro-frikis varios no le iban a faltar, de seguro podrían
estar interesados en su producto.
Dicho y hecho. “Tras un proceso
para completar la cadena de Adn usando el Adn completo de un anfibio, los
científicos de Atari Age,  lograron crear un bebe dinosaurio”
«El enemigo del bolsillo»

Lo malo es el precio, que se han
subido un poco a los guindos, aludiendo como siempre la palabra “edición
limitada” 50 castañas pilongas que cuesta el retoño. Demasiado para algo que
pese a su aparente aspecto ultraretro,
no deja de ser algo casi recién salido del horno. El precio justo serían 5
pavos como mucho, o 0.95 en cualquier plataforma para móviles.
El juego parece coger la esencia
del hermano mayor. La jugabilidad parece bien desarrollada, salvando las
enormes distancias entre una plataforma y otra, naturalmente. Cosa que me lleva
a confirmar, aún más, la grandeza de Halo.
Por utilizar un símil, diríamos
que la Atari
es la poesía de los videojuegos
, poesía sí. 
Debes desprenderte de aquello que es aparente y quedarte con la esencia
de lo que quieres decir.
¿Con cuantos videojuegos actuales
se puede hacer poesía?. Es decir, a cuantos le sentaría bien una conversión
retro, manteniendo lo que le caracteriza prácticamente inalterado, su esencia.
Pensad en eso cuando tengáis cada nueva propuesta de juego.
¿Qué es poesía? Poesía eres tú,
querido Bioshock Infinite.
Abuelo Cebolleta – Orgullogamer…en
el fondo mi alma desea el cartucho como alma en pena, como si tengo que pagar
100!!

Por Mario Landflyer

Doctor en Filosofía. Campeón del mundo de futbolín. Mira la magia de mi melena. Practico el deporte y la cultura. Rey Emérito de Orgullogamers.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x