Hoy vamos a sentarnos a hablar de los episodios de Star Wars Visions y de los estudios responsables. 7 estudios rebosantes de talento aquí reunidos.

Disney+ publicó el pasado 22 de septiembre de 2021 nueve capítulos autoconclusivos basados en el universo de Star Wars. Arropados bajo el nombre de Star Wars Visions, siete estudios de animación con cierto renombre en Japón han dado vida a historias y batallas muy interesantes para el universo de George Lucas. Seguramente ya los habréis visto y os estaréis preguntando cosas sobre quiénes fueron sus artífices, o el estilo de animación que han adoptado para cada capítulo. Pues para eso estamos hoy aquí, para hablaros de los episodios y estudios responsables de Star Wars Visions.

Ahondaremos en las obras características de cada uno, principales autores, influencias y estilos utilizados que son marca de cada casa. Si todavía no has visto nada de Star Wars Visions, no sé a qué estás esperando. Es más, soy tan majo que te dejo aquí el enlace a Disney+ para que los veas. Corre, muchacho o muchacha, que valen su peso en oro.

estudios de animación de Star Wars Visions

Kamikaze Douga – The Duel

El primer episodio nos mostró lo bien que encaja el estilo rudimentario del feudalismo japonés con la fantasía galáctica de Star Wars. Con dos Sith batiéndose en duelo con armas dispares, pudimos disfrutar de un estilo sucio en blanco y negro salpicado de rojos brillantes para los haces láser. Kamikaze Douga dejó aquí su marca de la casa impresa: un cóctel de animación 2D de trazo fuerte y sucio con CGI. Este mismo estilo lo utilizaron para los opening de los 3 primeros arcos de JoJo’s Bizarre Adventure, quitándonos el hipo al plasmar con total épica el duelo entre Dio y Jonahthan, asombrándonos con el estilo rocambolesco de Joseph Joestar y finalizando con el legendario choque de ORAORAORA y MUDAMUDAMUDA de Stardust Crusaders.

Como no podía ser de otra forma, la creación de openings es el fuerte de Kamikaze Douga. Si nos vamos al terreno de los videojuegos, fueron artífices del opening de Breath of Fire IV, los de algunos títulos de Megaman e incluso están detrás de la secuencia de introducción de Fire Emblem: Awakening que, como sabéis, se trata de una entrega capital para Intelligent Systems por el salto a la fama que supuso para su franquicia de estrategia.

Sin embargo, en cuanto a proyectos suyos en su totalidad, sólo tienen el anime de Terra Formars, el cual no estuvo exento de polémica por la censura en su momento. Por suerte, KD distribuyó la versión sin censura mediante BD, dejando patente su talento como animadores CGI.

estudios de animación de Star Wars Visions

Geno Studio – Lop and Ocho

Estamos aquí con uno de los estudios más jóvenes de la parrilla, aunque entre comillas. Geno Studio nació en 2015, pero la mayoría de su sangre proviene de otro estudio desparecido: Mangloble. Además, pertenece a otro estudio de mayor tamaño: Twin Engine, que normalmente se encarga de labores de producción. Su obra más famosa animada es Golden Kamuy, la adaptación del manga de Satoru Noda sobre cazarrecompensas en la Japón de inicios del siglo XX.

En Star Wars Visions nos deleitaron con el capítulo de Lop y Ocho, una conmovedora historia sobre la fraternidad y la fuerza de los vínculos, sin omitir la importancia que tiene como crítica antimperialista, valiéndose de elementos de la última trilogía de Star Wars para pincelar ciertas tramas narrativas y visuales. Estamos ante uno de los episodios más brutos animados, con un par de combates que nos quitarán el hipo por su dinamismo y atención por el detalle.

A nivel personal, su contribución a Star Wars Visions es ya su mejor trabajo. No solo esbozaron aquí un estilo muy propio, sino que han dotado a Star Wars de una originalidad tremenda con su imaginería para nuevas razas y tecnología. Su capacidad para condensar en 24 minutos una historia donde el world building y el desarrollo de personajes vayan de la mano, es toda una proeza.

Studio Colorido – Tatooine Rhapsody

Otro estudio perteneciente a la matriz de Twin Engine. Sin embargo, Studio Colorido goza de una mayor trayectoria e independencia respecto a sus compañeros de Geno Studio. Nacido con el propósito de dar vida a obras donde se perpetúen los valores y cultura de la sociedad Japonesa, Studio Colorido hace honor a sus palabras con sus tres primeras películas: Hinata No Aoshigure, Shashinkan y Typhoon Noruda. Las tres son trabajos originales paridos de las mentes de los integrantes del estudio, y todas gozan de una imaginería desbordante.

A título personal, su obra más carismática es Burn The Witch. Se trata de una adaptación del one shot de Tite Kubo, padre de Bleach, en forma de películas que recoge los 4 capítulos serializados.

Su estilo aboga más por colores vivos y diseños amigables para todos los públicos, uno que han dejado patente con Tatooine Rhapsody, dejándonos una propuesta curiosa para el universo de Star Wars, narrándonos las vivencias de un grupo de rock alienígena.

Kinema Citrus – The Village Bride

A partir de aquí empezamos con los pesos pesados. Fundada en 2008 de la mano de una figura referente para la animación japonesa, Munak0 Ogasawara, llega Kinema Citrus, uno de los estudios que más fama ha cosechado en los últimos años en las tierras del Sol Naciente. El anime con el que hicieron su debut, Tokyo Magnitude 8.0, rápidamente los catapultó por su dibujo tan cuidado y su capacidad de plasmar el sufrimiento de sus protagonistas. A partir de ahí fueron hacía arriba sin parar.

Entre 2012 y 2016 sacaron adelante la friolera cantidad de 12 series de animación. Y no eran moco de pavo, orgullosos. Algunas, como Black Bullet, cosecharon bastante fama en nuestras tierras por ser un shonen de fácil digestión y bastante bien animado para los estándares de su género. Sin embargo, el pelotazo lo pegarían en 2017 con la adaptación de Made in Abyss. Fueron capaces de captar toda la esencia de la obra original, usando un estilo acuarelado y colorido que no menospreció sus momentos de más dureza.

Con Star Wars Visions decidieron apostar por la mitología de Jedi Tales y los misterios de la fuerza del universo expandido. Nos transportan a un planeta donde la naturaleza y la fuerza viven en sintonía. The Village Bride es una rica historia con tintes naturalistas que no teme en deshumanizar a los cazarrecompensas. El capítulo no solo me ha impresionado por su animación para quitar el hipo, sino también por sus piezas sonoras, compuestas por Kevin Penkin, las cuales me han dejado la piel de gallina sin mucho esfuerzo.

Production I.G – The Ninth Jedi

A mínimo que te interese un poco la animación japonesa, Production I.G te sonará seguro. No en vano, estamos ante un estudio que cuenta ya con 33 años de producciones a sus espaldas y que fue fundada por el legendario Mitsuhisa Ishikawa. Los tentáculos de Production I.G han llegado incluso a occidente, siendo partícipe en obras de sobra conocidas, como Animatrix o las escenas del pasado de O-Ren Ishii en Kill Bill Volumen 1.

Pero en su tierra natal también tiene en su haber joyas muy famosas: Ghost In The Shell, Neon Genesis Evangelion, Blue Seed, Shin Chan, Shaman King, Love Hina, Blood+, Mirai Nikki, Psycho Pass o Legend of the Galactic Heroes son solo algunos de entre muchos ejemplos.

A Production IG le encanta narrar; es algo de lo que han sacado siempre músculo, casi no teniendo rival a la hora de armonizar animación, guion y música para esbozar historias de las que te quitan el sueño durante semanas. Un poco de esa maestría pudimos probar con The Ninth Jedi. Es quizás el capítulo más centrado en el suspense y los diálogos de toda Star Wars Visions. Pero eso no quita que también desbordase épica en los combates que dispensa, habiendo un equilibrio más que digno, y que recuerda al ritmo experimentado en las precuelas de la saga de fílmica.

Science Saru – Akakiri y T0-B1

Llegamos ahora a uno de mis estudios de animación favoritos. Padres de una de las mejores adaptaciones jamás concebidas por el ser humano de un manga, Science Saru me robó el corazón y el alma con Devilman: Crybaby. La adaptación de Netflix de una de las obras más importantes de Go Nagai (papá de Mazinguer Z y Cutie Honey) rompió todos los esquemas con su estilo radical, que mezcla corrientes surrealistas con vanguardismo en una explosión de color y velocidad, capaz de rivalizar con un viaje de anfetaminas.

Masaaki Yuasa impregnó de su inconformismo su y locura al estudio, algo de lo que son testigos sus dos «padawans» aventajados: el coreano Eunyoung Choi y el español Abel Góngora quienes, además, fueron los encargados de dar vida a dos capítulos de Star Wars Visions.

To-B1 es una carta de amor a Osamu Tezuka y su mítico Astro Boy, donde un niño-droide sueña con ser algún día un caballero Jedi. Esto rompe con algunos pilares del acervo de Star Wars. Mientras tanto, Akakiri, profundiza en el dolor y la agonía que suponen las tentaciones para los Jedi. Es un claro tributo al Episodio III y la caída en desgracia de Anakin al lado oscuro.

Ambos episodios son de lo más inusual y controvertido que verás en Star Wars Visions. Hasta podríamos decir que ofrece vueltas de tuerca interesantes para la mitología de George Lucas.

estudios de animación de Star Wars Visions

Studio Trigger – The Twins y The Elder

Si con Science Saru os dije que estábamos ante uno de mis estudios favoritos, con Studio Trigger os digo que estáis ante mi estudio favorito. Mejor dicho, estáis ante el estudio de animación. Aunque se formó en 2011, su explosión vino en 2007 cuando todavía eran parte de una ramificación de Gainax (hacedores de Evangelion). En ese año vio la luz el mejor anime de todos los tiempos para un servidor: Tengen Toppa Gurren Lagann.

Sí, lo sé, hoy no es el momento de hablar de Tengen Toppa y todo lo que supone su magnificencia. Aunque sí que me veo obligado a señalar que su ADN, como así lo describe su autor; Hiroyuki Imaishi, lo forma una emoción: la motivación. Una seña de identidad que vimos en Kill la Kill, Darling in the Franxx, Brand New Animal y en su película más reciente: Promare.

La motivación es el motor de Trigger para casi todo lo que toca, y con Star Wars Visions no iba ser menos. The Twins básicamente es fusionar la épica absoluta de TTGL con Star Wars, rompiendo con toda lógica y reglas populares a servicio de una de las batallas más legendarias que jamás veréis en todo Star Wars. La animación también se vence a esta idea, siendo de las cosas más fluidas y variopintas que se han visto en el estudio.

Por otro lado tenemos The Elder, donde Masahiko Otsuka templa la animación para dar más peso a la narración. Aquí tenemos una sencilla historia versada en la trilogía de las precuelas, que se enriquece con elementos de la Antigua República, todo empleado con una finura y un ojo por el detalle exquisito.

Como detalle final os dejo con el recuerdo de que Trigger son los responsables del anime de Cyberpunk: Edgerunners, que veremos en 2022.

 

Por Marcos Casal

Director de Orgullogamers y el terror del SEO. Me flipan los JRPG, los Hack & Slash y los juegos con historias inusuales de esas que te dejan roto por dentro. Me encargo de que Orgullogamers no se hunda poniendo parches de cinta adhesiva.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x