Cuando uno está al frente de una pantalla con HD, un mando
en sus manos y una consola con ese zumbador sonido que emana de una manera tan
particular, ¿Qué es lo que más disfrutamos en un videojuego? Para unos la
habilidad de provocar la liberación temporal del mundo exterior,  o el simple hecho de querer disfrutar unas
cuantas horas asesinando inteligencias artificiales virtuales, pero otros como  yo maximizan su habilidad de placer
‘videojueguil’ al tener un rol activo dentro de la narrativa del juego.
Al existir decenas de géneros previamente definidos, como por
ejemplo el  ‘shooter’ (Halo o Call Of Duty), es muy complicado encontrar uno que contenga todos
los elementos que quieres. Pero a mi gusto, existe una sola excepción en esa
definición preconcebida: La trilogía de Mass
Effect
.
Esta tríada de entregas desarrolladas por BioWare, que ha
fabricado magníficas sagas como Star
Wars: Knights Of The Old Republic
o Dragon
Age
, transforma el género predispuesto de RPG (Role Play Game) a otro
enteramente más vasto, que incluye diferentes modos de jugabilidad en uno solo.
El proyecto que nació en el 2007 y concluyó en el 2012, te lleva a una galaxia
futurista situada en el año 2183, donde el gobierno, guerra, historia y
tecnología se desenvuelven en un universo con diferentes tipos de especies
alienígenas, así como una modernidad inconcebible. Como principal temática te
lleva a ser el Comandante Shepard (en ambos géneros), un soldado que pelea por
los derechos y posición de la humanidad en la política intergaláctica. Sin
embargo, a lo largo de los tres tomos, la misión central es derrotar a una raza
de máquinas inteligibles llamados “Segadores” que quieren acabar con todo tipo
de especie orgánica.
En cada uno de estos tres ejemplares se tiene un contexto
completamente distinto, que inclusive la desarrolladora canadiense logró
elaborar perfectamente ese particular sabor de “Es lo mismo pero no es igual”.
Una conjunción magnánima de una narrativa, diseño y guion
magistrales. Un nexo perfecto de dos géneros que particularmente en mi caso
disfruto más que otro, shooter y RPG. La soltura de poder elegir, literalmente,
tu propio camino. Así como una experiencia de juego casi impecables, que del
primero al tercero hay considerables cambios (para bien) pero sin ningún tipo
de reproche.
En el caso de los dos últimos tomos, la jugabilidad es tan
óptima que se disfruta tan bien como un Resident
Evil 5
. Mientras que la narrativa solo hace más que mejorar. No solo eliges
tu propio camino, sino que el juego te inmerge a un nivel que TU te conviertes
en el Comandante Shepard, se convierte en parte de ti.
No obstante, esta saga en especial divaga cuantiosamente en
las zonas grises de la moral y la ética. Les pondré el ejemplo más sencillo:
Tienes que salvar a tu compañero de equipo, si lo salvas  se muere una colonia de civiles entera a
manos de un enemigo, pero si lo dejas morir asesinas a tu enemigo  y rescatas a la colonia entera  ¿Qué harías?. Cargado de decisiones
difíciles, que inclusive te llevan a sentir culpa si tomaste la decisión que no
creías adecuada, en compás con un mundo casi real siempre lleno de
consecuencias.
Los personajes o NPC’s, son un apartado que difiere de todas
las ideas preconcebidas que se tienen sobre este tema. Todos con una
personalidad compleja e íntegra, que mientras avanzas, se convierten más
interesantes. Anhelas acabar tu misión rápidamente para mantener una charla con
tus compañeros de equipo.
Los diálogos no aparentan ser un discurso bien redactado,
sino más bien un trabajo que encontró la cualidad natural intuitiva del ser
humano, con infinitos toques de perspicacia en todas las conversaciones. El
desarrollo de personaje es una temática que la saga hace mucho hincapié, la
manera en la que cambia la personalidad de determinados protagonistas e
individuos de acuerdo a las decisiones que se van tomando.
A lo dicho, la banda sonora manufacturada por Jack Wall y
Sam Hulick en los primeros dos así como la de Clint Mansell en el tercero, el
cual también realizó la de ‘Requiem for a dream’, son una explicita definición
del género musical en los videojuegos. La polifonía de estos tres compositores,
provocan una sumersión en el videojuego a tal nivel que te hace concentrar casi
obligatoriamente en la pantalla. Las canciones que más disfruté fueron las de
“Battle at Eden Prime”, “Ilos”, “Virmire Ride”, “The Illusive Man”, “The
Suicide Mission” y por supuesto, la clásica de Mass Effect, “Vigil”.

En conclusión, desencadena en ti el querer pasarlo una y
otra vez, tratando de explorar las diferentes oportunidades que no aprovechaste
en el anterior, tomar decisiones distintas a la de tu partida pasada o ser una
clase de soldado diferente. Una obra maestra, es la odisea final en el mundo de
los videojuegos.

Por Redacción Orgullogamers

Orgullogamers es tu web favorita de videojuegos, cine, series, cómics y curiosidades sobre todos tus hobbies.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mario Landflyer

Mass effect ha sido para mi, una de las mejores sagas que he podido disfrutar en la pasada generación, si bien es cierto que con sus pequeños alti-bajos, pero en conjunto excelente Saga. Lo dicho, una trilogía que en conjunto, forma uno de los mejores juegos que he disfrutado.

Un saludo

1
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x