El sumo en los videojuegos - E Honda

El sumo en los videojuegos: un arte marcial muy particular, ahora en nuestras pantallas.

El sumo en los videojuegos ha tenido un paso bastante modesto (al menos para nuestra perspectiva occidental) pero, a la vez, reconocible. Los videojuegos, al igual que cualquier producción ficticia, arrastran tópicos reales para forjar su mundo a su propia manera; construimos la ficción a partir de nuestra realidad. Podemos encontrarnos desde la fantasía más oscura hasta la representación más real posible de un deporte; en muchos casos vemos una fusión de ambos ingredientes, como sucede en los juegos de lucha donde el karateka más famoso del mundo lanza bolas de energía o un luchador de sumo se lanza como un torpedo.

Acompáñame en este artículo donde repasaremos los orígenes del sumo y cómo ha sido representado en nuestro medio electrónico tan preciado, desde videojuegos dedicados al deporte hasta lo que, definitivamente, es la representación ficticia más popular: personajes en juegos de lucha.

El sumo en los videojuegos - mejor luchador de sumo hakuhoHakuhō Shō, el mejor luchador de sumo: ha acumulado más de 1000 victorias.

¿Qué es el sumo?

Antes de entrar en materia de los videojuegos, vale la pena hacer un repaso histórico sobre este arte marcial. El sumo es un deporte de combate cuerpo a cuerpo donde los atletas, llamados rikishi, se enfrentan para lograr el nada fácil objetivo de derribar a su oponente o sacarlo fuera del área circular; de igual forma, si el combatiente pierde el mawashi, la única vestimenta que pueden llevar, será declarado derrotado. Los combatientes se caracterizan por su gran masa muscular, por lo que tienen una dieta específica para que les sea más fácil ganar y mantener el peso ideal.

El sumo es el deporte nacional de Japón y representa toda una tradición, incluyendo rituales sintoístas muy complejos y que son parte inseparable de la preparación si es que se desea ser un luchador de este deporte. Tristemente, aún en el siglo XXI sigue siendo muy ortodoxo en cuanto a la participación de mujeres; debido a sus tradiciones no son permitidas ni como luchadoras ni como espectadoras, pues se cree que contaminan el recinto. Sin embargo, poco a poco se han ido abriendo paso en medio de este deporte masculinizado, aunque solo han logrado la participación de mujeres en torneos amateur que no se consideran profesionales ni oficiales.

Comenzó siendo conocido como sumai, arte marcial donde estaban permitidas las estrangulaciones o llaves (actualmente ejecutar técnicas de esta calibre se castiga con la descalificación inmediata); sin embargo, la historia del sumo es bastante compleja de armar, pues hay espacios de tiempo en la historia difíciles de rellenar por la falta de evidencias o textos que nos relaten los orígenes del actual deporte. Según el documento Nihon Shoki, escrito en el año 720 d.C, el primer encuentro se realizó en el año 23 a.C; Nomi no Sukune fue el vencedor y se coronó como el padre del sumo.

Ya en el siglo XII era practicado por samuráis junto con las artes del jujutsu y el manejo de las katanas. El deporte, tal como lo conocemos hoy, se asentó a partir del año 1945 y, aunque no sea tan popular como el karate, se ha logrado representar en los medios de la cultura popular donde los videojuegos no están excluidos.

El sumo en los videojuegos - Aah Harimanada

¿Cómo ha sido la presencia del sumo en los videojuegos?

El paso del sumo por el mundo de los videojuegos ha sido bastante curioso, pero desigual; o al menos así parece ante nuestra visión occidental. Es decir, si hablamos de personajes representantes del sumo, apuesto lo que sea a que lo primero que pensaste fue “E. Honda de Street Fighter II”. No es de extrañarse, ya que es un personaje reconocible dentro de uno de los videojuegos que marcaron un antes y un después en la industria. Quizá se te venga a la mente Ganryu de Tekken, otra saga de videojuegos de lucha que se labró su propio espacio. Pero si te preguntara sobre otros personajes o, incluso, sobre videojuegos de sumo como tal… ¿Se te viene a la cabeza algún título?

Technos Japan Corporation fue la primera empresa que nos entregó un juego de sumo, en 1984, llamado Shusse Ōzumō. El objetivo es simple, aunque contundente, a la hora de representar el deporte: empujabas a tu contrincante fuera del círculo dohyō; la diferencia es que no se trataba realmente de un campeonato sino que se dividía en tres combates y había que ganar al menos dos para poder seguir en el juego. Ese lanzamiento original no llegó a salir de tierras niponas, pero actualmente puedes jugarlo en PlayStation 4 gracias a la adaptación de Arcade Studios.

Tecmo nos ofreció en 1987 la primera entrega de una mini saga de juegos dedicados al sumo: Tsuppari Ōzumō. Esta serie de videojuegos se publicó para la consola Famicom. En este título podemos crear a nuestro peleador de sumo, entrenarlo y prepararlo para competir con él y así alcanzar el título de Yokozuna, el más alto rango que puede lograr un luchador sumo. Si sientes curiosidad por probarlo, todavía puedes conseguirlo en descarga digital para Nintendo 3DS y Wii U.

Nintendo apostó con Ōzumō Tamashi dos años después de que lanzara su exitosa y famosa Super Famicom. De igual forma, Sumo Fighter fue lanzado en Estados Unidos para Game Boy, desarrollado por la japonesa Kindle Imagine Develop; este juego resultó ser muy novedoso al introducir por primera vez una historia para este tipo de temática, donde el luchador Bon-chan va a Kyoto y, a lo largo de su viaje, aprende power-ups a base de ganar experiencia con sus victorias. Otro título lanzado para las consolas de Nintendo fue 64 Ōzumō, en 1997, seguido de su secuela en 1999 para la consola de 64 bits de la empresa; aquí se simulaba la vida de los luchadores, incluyendo la dieta.

Pero no solo Nintendo tenía sus apuestas; en SEGA y PlayStation contaban con sus propias opciones. El anime Ah! Harimanada fue adaptado a videojuego de la mano de SEGA para Game Gear y posteriormente fue publicado en Sega Genesis. PlayStation integró en su catálogo a Nippon Sumō Kyōkai de la mano de Konami en el año 2000 para la PlayStation 1.

El sumo en los videojuegos - Hinako The King Of Fighters

Personajes de sumo en los videojuegos de lucha

Por supuesto, soy incapaz de dejar los videojuegos de lucha fuera de este artículo. De mi predicación de porrazos no se salva nadie. Es imposible dejar este género fuera siendo que los juegos de peleas exhiben personajes que replican, de forma realista o no, diferentes artes de combate, y aunque el sumo no sea el más popular, sí que ha tenido su importante representación.

¿Recuerdan que hace unos párrafos les contaba que las mujeres no practicaban sumo de forma profesional? Quizá por eso no vemos féminas expertas en este arte, pero sí que tenemos una: Hinako de The King Of Fighters. Ciertamente, es de los personajes menos populares de la franquicia pero no por eso quería dejarla fuera; su historia refleja la realidad de las chicas que desean practicar sumo. Ella quiso entrenarse en técnicas de sumo tras ver un combate profesional. Con la esperanza de practicar junto con sus compañeros de clase, trata de crear un club de sumo femenino en su escuela, pero la propuesta no recibe ningún apoyo. Su estilo de lucha se basa en derribos, tiros, golpes y hasta cabezazos. Todos sus ataques tienen nombres de verdaderos movimientos de sumo.

E. Honda, quien debutó en Street Fighter II: The World Warrior, probablemente sea el luchador de sumo más famoso de nuestro mundo. Su movimiento más representativo es «Hyaku Retsu Harite» (literalmente Cien Manos de Sumo Violentas), seguido por Sumo Headbutt, una técnica en la cual se lanza como un torpedo… No es muy realista que digamos pero es increíblemente útil, siendo que Honda es un personaje que funciona en corto alcance.

Taka de Virtua Fighter 3 no puede quedar fuera siendo que este título de SEGA fue el padre de los juegos de lucha en 3D. Su historia es muy particular porque hace referencia al honor de los luchadores de sumo. Taka era conocido por su brutal estilo. En un viaje a Estados Unidos terminó en una pelea clandestina; tras esto, llegando a Japón habló con su superior y le comunicó que dejaba el sumo, pues su comportamiento no era el adecuado para esta filosofía, aunque su sangre no dejaba de hervir con el fervor de los combates.

Capcom tenía otro representante del sumo aparte de E. Honda: Gan de Rival Schools, un chico bastante ingenuo y dulce a pesar de su «masuda» apariencia; sus técnicas no son precisamente realistas con el sumo, pero todas están indudablemente inspiradas en este arte. Es un personaje bastante complicado de dominar ya que es muy lento y pesado; en compensación, sus ataques pueden hacer muchísimo daño. En las manos correctas, este luchador es una máquina imparable de victorias.

Virtua Fighter 5

Ippon!

No deja de ser interesante la forma en la cual se integra la cultura de los pueblos en los videojuegos. Por supuesto, también podemos hablar sobre lo estereotipado del asunto, pero eso es harina de otro costal. Aun así, creo que vale la pena resaltar estos detalles que tal vez no brillen por su popularidad pero que amplían nuestros horizontes con respecto a la cultura reflejada en nuestro medio de ocio electrónico tan amado.

 

Por YamiGlen

No recuerdo cuando hice mi primer Hadouken, solo sé que luego de eso me apasioné por competir en juegos de lucha. Le entro a un jueguito de cartas que tienen fama de estar poseídas por el Diablo. Exodia... ¡Manifiéstate! También me gusta desgranar juegos tratando de ver un poco más allá del simple acto de ejecutar comandos.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x