«Las conversiones Arcade»
Durante la década de los ochenta, en el ámbito de los
videojuegos, ¿a qué nos referíamos los jugadores, cuando hablábamos de
“conversiones”?
Pues ni más ni menos que al videojuego que podías cargar y
disfrutar en el ordenador de tu casa, o consola o cualquier otro aparato
sensible o preparado para jugar con él, basado en un videojuego de Recreativa o Arcade.
Eso era y es una conversión. La adaptación del juego arcade,
a otra plataforma.
No confundir, hoy
en día, con Emulación. Con la
emulación tienes un clon de la
recreativa. El emulador y su rom, es “la recreativa implantada” en tu Pc.
Con la conversión, tienes la “versión” del programador en tu
ordenador, una especie de “edición del director” como se diría en el cine. Ahí está lo interesante, porque aunque
se trate de un mismo título, el resultado en cada plataforma nos da un
videojuego “distinto”.
La meta u objetivo a alcanzar por parte de la desarrolladora y del grupo de programación
encargado de tan noble tarea, es que el
resultado de la conversión
, de esa recreativa seleccionada, sea lo más fiel posible, en tu Pc,
Amiga, Atari St, Spectrum, Commodore, Amstrad, Megadrive…y así todo el día…etc.…sea
lo más fiel posible, como decía antes de perderme en un mar de soportes, al original.

Tomando cada plataforma como un
desafío a la habilidad de programar, debido a la potencia disponible en su
momento, con las carencias propias de su tiempo, a cada potencia disponible, tantas como plataformas existentes,
para realizar la tarea de conversión. El resultado, como dije, tantos
videojuegos distintos, como distintas plataformas existentes, pese a ser el
mismo título. 
“La conversión”. Recalcar
pues, que con este término, hacíamos referencia a los videojuegos que se
establecían entre Recretiva-Arcade y tu ordenador.
Cosas del vocabulario. A fin de cuentas, lo que importaba
eran los juegos que pudieras echarte a la chepa, independientemente de cómo lo
llamaras.
Sólo que hoy me he acordado de la palabreja y me he dado
cuenta que apenas se usa hoy en día, salvo los carcamales como yo.
De nuevo no confundir con “Versión”, es decir, un ejemplo: un videojuego se programaba en Pc
y luego se “versionaba” a otros
ordenadores, a otras plataformas. Pero eso no era conversión para nosotros. El
resultado también era que según jugaras en una plataforma u otra a un mismo
título, la experiencia de juego cambiaba sustancialmente. ¡Y eso, también era
muy interesante sin duda!

A veces me hace gracia la cosa en estos días. Las “versiones”
que disfrutamos ahora, es decir, las que puedes comparar en Ps3, xbox 360, quitando al Pc, ya que es incomparable, centrándonos
en las “versiones” de consola, la gracia es que la diferencia en algunos casos
es irrisoria, es ridícula.
Lo bueno o malo, no lo se todavía, es que esas ridiculeces, esa mejor textura aquí que allá, dan
para mares de tinta y sendos vídeos por Youtube,
que alimentan nuestras ansias de conocimiento y comparación, para reafirmarnos
en que hemos tomado la decisión más que correcta a la hora de elegir “esta”
consola y no la “otra”, lo que me convierte inmediatamente y de forma innata,
en un ilustre seleccionador del medio. Mi palabra es obra, ahora…soy el dios
supremo de la opinión y mis elecciones son siempre perfectas…
Resumiendo. Quitando esas pequeñas diferencias poco
apreciables, las versiones que ahora nos toca vivir, son clones unas de otras.
No creáis que yo no he caído en ese pecado, por supuesto que
lo he hecho y lo volveré a hacer, seguro.
Me hubiera gustado saber, como hubieran resultado algunos
juegos, de los llamados “multis” de la actual generación, en el contexto ochenteno. Imaginad por un momento que GTA V, por poner un ejemplo de lo más
actual, en Xbox 360 fuera una aventura
gráfica
, en PS3 un arcade de disparos y en Pc un arcade de conducción. Esa
era la sensación entonces.
No quiero decir con esto que fuera mejor o peor entonces que
ahora, si no que se ha perdido esa parte, esa dimensión curiosa de los
videojuegos, con las versiones.
Esto sólo es un ejemplo ilustrativo, que no me vengan ahora
los fanboys de Gta diciendo que he dicho que GTA V si fuera como antaño sería mejor y bla, bla bla…
Retomando el tema. Recreativas y ordenadores.
¿Qué máquinas
recreativas eran dignas de ser convertidas, qué arcades eran los elegidos para
el goce y disfrute de los jugones, desde las cómodas sillas de sus casas?
Fácil respuesta. Las que mayor éxito tenían,
naturalmente. Aquellas. Las más bellas. Las culpables de acabar con tu paga
semanal. Las que devoraban monedas de cinco duros con hambre insaciable. Las
que te proporcionaban maravillosas horas
de juego a precio de saldo.
El éxito era una buena pista.

¿Qué era o que
representaban los Arcades en la época, de cara al jugador de entonces?
Bajo mi punto de vista, desde mi experiencia como jugador
añejo, los recretivos eran un escaparate
de potencia
.
Eran una muestra presente, del futuro que nos aguardaría en
casa. Un futuro inconsciente. Lo teníamos delante pero no lo creíamos posible,
ya que posiblemente cuando llegaran esos juegos a casa, los Arcades, habrían
subido de nuevo un escalón tecnológico, dejando la misma sensación perenne año
tras año.
Eran el referente. Un portal de novedades. El camino a
seguir. Una referencia de potencia y color, una experiencia positiva a los
sentidos, fluidez y sonoridad. El cielo de los aficionados a los videojuegos.
La “sala de estreno”, el gran cine de los “videojugadores” donde los estrenos
se celebraban de la mejor de las maneras, jugando hasta quedarte sin un céntimo
y rezando para que esa máquina, la pudieras jugar desde tu consola-ordenador.
  
Quizás, los más afortunados por aquellos entonces, los
poseedores de plataformas potentes, como un Pc o un Amiga, que
aguantaban bastante bien el tipo, apreciaran esa diferencia, es decir, entre lo
que tenían en casa con lo que veían en los recreativos, con ojos menos
sangrantes.
«Amiga, la imagen de mis desvelos»
Pero pobre de mi, con mi pobre aunque maravilloso Spectrum. Mi vida jugona era escasa en
color, pobre en sonido y floja en potencia. Hacía lo que podía el hombre y en
algunos casos me sorprendía el cacharro.
Recapitulando, vamos
cerrando el cerco de la entrada:
 El contexto: los videojuegos en la época de los ochenta,
centrándonos en las “plataformas del
hogar
” tomando como ejemplos de videojuegos las conversiones de las máquinas recreativas, nos centraremos en el
Spectrum.
Se cierra el círculo.
Acabada la presentación, empieza el juego.
Antes mencionábamos el qué debían tener los juegos de las
máquinas de Arcade, para ser llevados a casa: éxito.
Si hablamos de máquinas de éxito en los salones recreativos,
a todos se nos forma la misma palabra en nuestros recuerdos: SEGA 
A Sega solo le
bastaba presentarse en el salón para que el Arcade fuera un éxito. Pero no
vamos a quitarle méritos u otorgárselos todos al reconocimiento de una marca,
ya que Sega, se lo trabajaba bastante bien y siempre nos presentaba auténticos
juegazos, que merecían muy mucho la pena jugarlos, amen de que en ocasiones,
presentaban de forma impecable sus juegos, en llamativos “muebles” que
atribuían al juego con un extra de inmersión en el juego. Cada título es un
clásico. Y claro, las conversiones no se hacían esperar.
¿Qué nos deparaba a los poseedores de Spectrum?. En ocasiones,
la tragedia.
Hoy tres ejemplos de Conversiones en Spectrum, centradas en Sega.
La entrada ha cogido peso a estas alturas y no lo alargaré aún más mostrando
todas las que tengo en el tintero. Aparte ya sabéis lo que me
gusta hacer de las entradas, una serie.
Empezamos con la conversión de:
Golden Axe

Este juegazo, ha sido analizado en Orgullogamer, por lo que
la parte de la historia, ya la tengo hecha: Análisis de Golden Axe.
En cuanto a su conversión a Spectrum…en una palabra:
Injugable.
En su día no pasé de la primera pantalla. Hice todo lo que
estuvo en mis manos por avanzar. Probando con los tres personajes, malgastando
mis magias incluso para golpear con ellas a los enanos que te dan las vasijas
con las magias (una vergüenza para mi curriculum de jugador, lo se)…Los únicos enemigos
que logré abatí, fue gracias al “parpadeo” una vez muerto…en fin…un desastre.

Y eso que se esforzaron en su apartado gráfico. Era raro y
curioso ver ese modo de emplear el color en Spectrum, pero esos excesos de
color, pasaron factura a otros apartados. Sobre todo en lo concerniente a la jugabilidad, la piedra angular de todo
videojuego.
Hubiera preferido que se programara en monocolor pero que
potenciaran la jugabilidad, como ocurría en otras ocasiones en Spectrum y que
sin duda funcionaba. Además, que esa pérdida de color, no significaba que su
apariencia mermara en absoluto, al contrario. En este Golden Axe, el color es
caótico y el resultado imposible. Un asco de “conversión”
Algunos valientes lo han logrado terminar. Mis respetos como
jugador.

«Golden Axe en Spectrum»

.
Altered Beast
A Altered Beast le
pasa un poco como al Golden Axe. El
abuso del color lo embadurna todo y resulta muy confuso. No sabes si le estas
dando una patada a un muerto viviente de la Necrópolis o a un mojón
dejado por los lobos blancos. Aún con esas, es una conversión bastante digna y al menos es jugable.

«Altered Beast en Spectrum, lo único que se alteraban eran tus nervios»
Out Run

Una vez más, mismo pecado. Un aprobado raspado en cuanto a
los gráficos, el sonido, poco más se le puede pedir, pero de nuevo, la
jugabilidad echada a perder. Y esta vez parecía que lo tenían algo más fácil.
Juegos de conducción en Spectrum los hay muy buenos, con la licencia de Out Run bajo el brazo, nada podía
fallar. ¿No?…pues va a ser que no.  
Porque esto no es un Ferrari
Testarossa,
Es un caracol con reuma. Sensación de velocidad nula.
Desde que comienzas en la línea de salida, hasta llegar al
primer control donde acaba la primera “pantalla”, notas como vas envejeciendo.
Te has hecho mayor, te has casado y has tenido un hijo y el
jodido Ferrari no ha llegado a la primera curva. Y eso que el velocímetro marca
200 millas por hora. Pues será según los baremos de Júpiter.

«Out Run»

.


Continuará.
Abuelo Cebolleta –
Orgullogamer.
En 1987 empecé mi partida al Out run…ayer la acabé…

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Unknown

Y que me dices de conversiones fantasticas como: Gauntlet, Renegade, Green Beret, Solomon's Key, Chase HQ, Operation Wolf, Rampage, Wec Le-Mans, Enduro Racer… La lista de buenas conversiones es muy superior a las malas. Yo por mi Spectrum matooo!

Unknown

Muy cierto. Correcto, todos esos son grandísimos títulos y buenos ejemplos.

Pero digamos que esta "serie" se va a centrar en conversiones horrorosas.

Para el resto de juegos, para los grandiosos títulos de Spectrum, como los que nombras, en esta página tienen reservados un lugar especial a modo de análisis o especiales que merezcan su atención. Como ya he hecho en alguna ocasión solo tienes que pasarte por la categoria de "la posada del Spectrum" sección que espero hacer crecer poco a poco.

Un saludo caballero y gracias por su comentario y aporte. Bienvenido

PakoRock

Interesante artículo. En el C64 también tenemos una larga lista de títulos convertidos pésimamente, pero precisamente Golden Axe y Out Run (la conversión del Altered Beast no la conozco) están bien. Pero bueno, a mi me gusta de vez en cuando leer posts sobre los truñacos, que artículos que alaben a los videojuegos buenos ya hay muchos en la red 😉

Mario Landflyer

De la lista, yo personalmente indultaría la conversión de Altered Beast. 😉

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
4
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x