Ben 10 Power Trip Portada

La figura diluida del héroe juvenil Ben Tennyson (casi) 10.

En 2005 vimos nacer una idea de héroe juvenil sin igual. Con el estreno de Ben 10 conocimos al revoltoso Benjamin Kirby, «Ben» Tennyson. Hablamos de un niño capaz de transformar su cuerpo en diez alienígenas diferentes, adquiriendo tanto habilidades como debilidades de esos seres.

El Omnitrix (Omnimatrix) era el dispositivo que conseguía esta maravilla. Se trata de un reloj de pulsera, creado por Azmuth, que albergaba el ADN de multitud de especies alienígenas. Este maravilloso aparato fue concebido como herramienta para la paz. Su función principal era generar la experiencia de ser, durante un tiempo, cualquier raza alienígena. Una buena representación de la expresión «ponerse en los zapatos del otro». Aprovechando un poco todo, también se creaba una base de datos genética de todos los seres del universo, por si llegaban las extinciones.

Con todo este planteamiento en tu cabeza adolescente, no fliparse con la idea de tener un Omnitrix era difícil. Ahora que lo pienso, que bien me hubiera venido tener la velocidad de XLR8 para poder apurar algo más la mañana viendo dibujos en la TV y no llegar tarde a clase. Por todo ello, cuando las aventuras de Ben, Gwen y Max saltaron de la pantalla al universo de los videojuegos, fue ver cumplido un sueño.

No han sido pocas las secuelas y reboots de la serie y, por ende, de los videojuegos. El título que vamos a analizar pertenece a este reboot hijo del 2015. Sí, a pesar de no tener esa «edad óptima» socialmente aceptada para ver series de animación juvenil, aquí tenemos a una persona que no ha dejada (ni dejará) de ver «dibujos», sea cual sea el público objetivo. He aquí el análisis de Ben 10: Power Trip.

Ben 10: Power Trip - Gameplay

¿Héroe o recadero de barrio?

Ben 10: Power Trip es la última entrega de la licencia de Cartoon Network. El videojuego ha sido desarrollado por PHL Collective en colaboración con Outrigth Games y Bandai Namco como distribuidoras. Nada más encender el juego, todo pinta relativamente bien. La estética es fiel a la serie, cosa que suma muchos puntos. Y es fácil sentir que será una súper aventura la que vas a vivir al ver aparecer a Hex en escena, uno de los mejores villanos que tiene la saga, con el permiso de Vilgax y Charmcaster.

Algo típico de la serie y/o videojuegos de la franquicia abrirá la historia del juego, algo ha hecho desaparecer a nuestros aliens del Omnitrix y hay que restablecerlos. Una manera aceptable, aunque manida, de hacernos desbloquear las habilidades del personaje. Más adelante plantearemos alguna alternativa que le hubiera dado otra capa de profundidad, porque lo mejor que tiene el juego son los alienígenas y como sus capacidades para interactuar con el entorno nos harán desbloquear el desplazamiento por el terreno de juego y mejoraran nuestra calidad de vida.

Con la cinemática principal nos dejan claro que nuestra misión será restaurar a los alienígenas del Omnitrix y plantarle cara a Hex. Después de esta cinemática, al empezar a interactuar con el entorno veremos que empieza a enturbiarse algo la cosa ya que, durante todo el juego, todas nuestras acciones se moverán en intentar hacer avanzar misiones Principales, Secundarias o Actividades. De partida, no hay nada que las diferencie entre sí, quitando que al ir resolviendo las principales, cada cierto número se nos desbloqueará una nueva área del mapa, por llegar hasta ella, o se nos dará la posibilidad de entrar en un portal que nos llevará a una dimensión para recuperar uno de los alienígenas perdidos. Pero en esencia todas son idénticas, busca diez unidades de un objeto, destruye diez unidades de un objeto o elimina a un grupo de enemigos (las de perseguir gatos por azoteas son otro nivel). Es tan poco el aliciente que, a no ser que seas una persona completista que va a por logros, con realizar las misiones principales para avanzar la trama tendrás más que suficiente, yo las hice todas por ver si alguna se salvaba (y en honor a realizar una reseña profunda) y no, no hay ninguna memorable. He llegado al punto de plantearme que posiblemente los mejores desafíos sean las pruebas de Lord Decibel, una suerte de laberintos luminosos que nos harán pensar para conseguir llegar al final y aguarle la fiesta.

Cuidado con no caer en el pensamiento de «es un juego pensado para un público infantil y por eso es simple». La gran mayoría de veces las cosas a buscar y/o destruir están literalmente a nuestro alrededor, con un giro de cámara vemos el groso del objetivo, bien grande y con una luz indicando la posición. Es más, algunas veces he encontrado y destruido más objetivos de los necesarios. ¿Qué utilidad tiene poner más objetos de los necesarios, si además están agigantados y marcados lumínicamente? Cuando una misión no presenta un mínimo de desafío, se vuelve algo monótona y es muy fácil caer en el aburrimiento; y esto se da a todas las edades.

¿Seis héroes mejor que tres? Sí, pero peor que diez

Puede sonar algo pretencioso; pero un adolescente como Ben Tennyson, conocido por tener la capacidad de convertirse en diez alienígenas, como mínimo, tiene que poder llegar a ese número. Sintiéndolo mucho sí, seis transformaciones se quedan muy descafeinadas. Se antoja corto, sobre todo, cuando el fuerte del juego son los combates y las habilidades de las transformaciones interactuando con el entorno. Los seis alienígenas con los que contamos son Inferno, XLR8, Cuatro Brazos, Shock Rock, Diamantino y Airado. En modalidad multijugador (el segundo personaje manejará a Kevin) tenemos exactamente seis aliens con las mismas mecánicas pero diferente skin, la cual se ajusta a los aliens que presenta Kevin en la serie. Entonces… ¿Tenemos doce aliens? Sí, pero no. En multijugador llegarás a ver doce skins de alienígenas diferentes, pero mecánicamente son seis.

Todas las transformaciones cuentan con dos habilidades las cuales servirán para interactuar con el entorno, quemaremos obstáculos, nos engancharemos a sitios altos y escalaremos o seguiremos un rastro olfativo hasta descubrir algo enterrado. Incluso alguna de estas habilidades serán beneficiosas durante el combate. Para el grueso de la batalla contamos con un ataque rápido y otro fuerte. Estos últimos podemos alternarlos y crear combos, que hacen las batallas algo más interesantes, aunque hay cosas que perfilar.

Ayudaría poder fijar a los enemigos. Cuando salen hordas, es fácil quedar rodeado y, si no estás bien encarado, tus ataques acabarán golpeando la nada (¿hemos comentado que dos botones en el mando hacen la misma función? Yo quiero mi fijar blanco). Dependiendo el alienígena que manejemos, será más rentable realizar uno o dos ataques rápidos, en lugar de entrar en el combo, ya que con lo que tarda en ejecutar cada golpe han sido varias veces las que nos hemos quedado vendidos y nos ha caído algún que otro golpe sin que podamos esquivarlo. Aun con todo, el combate se siente… entretenido. Es, junto con el desplazamiento por el terreno, lo mejor que presenta el videojuego.

Ben 10: Power Trip - menú

¿Un mapa? Yo soy más de seguir los colores en el viento

Algo que me ha llevado de cabeza durante el juego ha sido orientarme por el mapa. El terreno de juego no es excesivamente grande, pero tiene el tamaño suficiente como para no tener la sensación de estar dando vueltas en una habitación cerrada. Aunque puedes cruzarlo de punta a punta sin invertir mucho tiempo desplazándote a turbo velocidad con XLR8. Si te cansas de correr, también tienes la opción del viaje rápido montado en la caravana del abuelo Max.

Pulsando el menú, accedemos a un mapa clásico con zonas claramente divididas. Cuando compras mapas del tesoro, se desbloquean puntos en el mapa que puedes investigar, esta es la forma de conseguir los coleccionables del juego. He de comentar que, en mi caso, aquellos coleccionables que encontré antes de tener adquirido el mapa del tesoro de la zona se marcaron en el mapa, pero no me contaron para el cómputo total (el juego lleva implementado en el menú un inventario con todo lo encontrado) así que, aun teniendo todo, no he completado los coleccionables.

Durante la partida tenemos acceso a un mini mapa en la esquina inferior derecha de la pantalla, un mapa poco útil ya que únicamente nos marcará la ubicación de Ben (icono verde) y la de los enemigos (icono rojo); pero no veremos relieve alguno ni obstáculos en el camino, así que, como podrás adivinar, sirve bien poco para orientar al joven héroe.

Ben 10: Power Trip - alien

Despidiendo al portador del Omnitrix

Ben 10: Power Trip es un título que aporta poca novedad a las entregas ya lanzadas en el universo de Ben 10. Teniendo en cuenta que ha sido concebido para un público infantil, la jugabilidad que aporta en cuanto a mecánicas es bastante simple, centrando su mejor foco en el combate. Si eres fan de la saga, pasarás un buen rato manejando a tus alienígenas favoritos; aunque recuerda: el juego ofrece un escaso desafío, así que puede no ser suficiente aliciente para completar el juego el haber crecido con la serie.

Podrían optar por explorar otras ramas dentro de la historia de Ben 10, olvidando el recuperar a los alienígenas para continuar jugando y explorar la mejora de estos al introducir las formas «Omni-mejoradas» o las armaduras, contando con las «Omni-Kix» y «Omni-Naut». Sin duda alguna sería una buena idea darle a la saga de videojuegos un buen lavado de cara, atreviéndose incluso a explorar algún que otro género. Por ejemplo: ¿os imagináis un RPG?

Por Ricardo Charco

Entré en el mundo de los videojuegos por sus sprites y me quedé por la narrativa. Si quieres jugar un multijugador cooperativo soy la persona idónea.

5 2 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x