Análisis de Hostage Negotiation, el juego de mesa

«El destino de los rehenes está en tus manos». En este análisis de Hostage Negotiation os hablaremos de este juego de mesa para un jugador.

También llamado «El Negociador», es un juego de mesa para jugar en solitario, donde encarnas a un negociador que debe evitar la muerte de rehenes a manos de un secuestrador. Fue publicado por Van Ryder Games en 2015 y ha recibido nominaciones en los Golden Geek Awards y en los Board Game Quest Awards. En este artículo se hará un análisis de Hostage Negotiation.

Traducido al español por Last Level Distribuciones, Hostage Negotiation es un juego que compagina la aleatoriedad de los dados y cartas, con la gestión de recursos. Hay diversas formas de terminar una partida y tiene tres dificultades (tres secuestradores). Puedes tardar hasta media hora en completar una misma partida y su reglamento es relativamente sencillo.

Análisis de Hostage Negotiation, el juego de mesa

Aspecto y material

Todos los componentes caben sin holguras en una pequeña caja compacta. En ella encontraremos el reglamento de juego, tablero, mazo de cartas, fichas estilo meeple y dados. La calidad es la esperable en un juego de mesa, y el tablero es rígido. Los dados son personalizados para el juego (con dos caras simbolizando éxitos, dos caras con valor en blanco y otras dos caras son el símbolo de dos cartas).

Si tuviese que poner una pega, es la necesidad de espacio en la mesa para hacer el despliegue del juego, ya que existen cartas con diferente valor de juego que deben estar siempre a la vista. Además, el contador de “Puntuación de Conversación” es muy pequeño y es fácil perderlo.

Tablero de Hostage Negotiation

Mecánica básica: Lo que un negociador debe tener en cuenta

En Hostage Negotiation debes conseguir que el secuestrador libere a los rehenes (o a gran parte de ellos) o bien pedir a un francotirador que acabe con él. Si el secuestrador acaba con más de la mitad de los rehenes o le dejas huir cumpliendo sus condiciones, habrás perdido la partida. Con la cantidad de referencias cinematográficas y literarias, entender el reglamento se consigue siguiendo la lógica.

Como negociador debes estar atento a cuatro factores: Puntos de Conversación, Cantidad de Rehenes, Peticiones del Secuestrador y Nivel de Amenaza.

Los Puntos de Conversación emulan la facilidad de palabra y de negociación, que se van adquiriendo empleando Cartas de Conversación. Con estos puntos puedes adquirir más de estas Cartas (cada una con un coste de 0 a 8).

La Cantidad de Rehenes en juego depende de las condiciones de la partida (según el Secuestrador escogido de los tres disponibles), y puedes liberarlos o pueden ser asesinados a lo largo de esta, dependiendo de las Cartas de Conversación y las Cartas de Terror que se jueguen.

El Nivel de Amenaza simboliza el temperamento del Secuestrador. Según su valor, tiraremos 1, 2 o 3 dados cuando se nos pida hacerlo. En las primeras rondas recomiendo encarecidamente intentar reducir este nivel, porque te pone las cosas mucho más fáciles y la aleatoriedad de tu lado.

Las Peticiones del Secuestrador son lo que se nos va reclamando para salvar la vida de los rehenes, pero todo esto a cambio de que el secuestrador huya. A veces nos conviene ceder para evitar terminar en un fracaso estrepitoso; incluso podemos aceptar la petición y tener preparada una jugada para alcanzar la victoria. No obstante, destacaría que sus mecánicas están explicadas de manera muy confusa en el manual de juego y procuro eludirlas en mis partidas.

Cartas de conversación de Hostage Negotiation

Mecánica básica: Rondas de juego

Una ronda en este juego pasa por las siguientes fases:

  • Fase de Conversación: empleas Cartas de Conversación, habiendo algunas que pueden emplearse a coste cero y otras que se pueden tener si las has adquirido a cambio de puntos de conversación en la Fase de Gasto.
    Las cartas tienen efectos propios según resultados de los dados; un ejemplo es la carta “Rescate mayor”: obtener dos éxitos supone que el secuestrador libere 3 rehenes, pero no obtener ninguno supone que el Secuestrador asesine a dos. Hay cartas centradas en la obtención de Puntos de Conversación y otras centradas en la reducción de Nivel de Amenaza o en la liberación de rehenes. También te permiten poner en juego Peticiones del Secuestrador.
  • Fase de Gasto: con los puntos conseguidos en la fase anterior puedes adquirir nuevas Cartas de Conversación. No obstante, los puntos que no se empleen se perderán.
  • Fase de Terror: en esta fase quien “juega” es el Secuestrador. Se saca una Carta de Terror y se lee su efecto. Algunas pueden ser positivas (liberación de un rehén) o tener efectos que pueden complicarte mucho las cosas (aumentar el Nivel de Amenaza). Cuando se usen todas las Cartas de Terror disponibles, se jugará una Carta de Evento Crucial que impone condiciones en la partida.

El reglamento de juego sugiere reglas adicionales y se pueden adquirir ampliaciones de juego.

Carta de Terror

Valoración y conclusiones de Hostage Negotiation

Soy una persona que no tiene con quién jugar a juegos de mesa, así que el concepto de este en concreto me encanta. Además, hasta que no te familiarizas con el reglamento y no das con una estrategia para ganar, es un desafío. Con la posibilidad de escoger entre tres secuestradores, puedes aumentar progresivamente la dificultad.

Como soy de juegos de rol y storytelling, veo que este juego tiene mucho potencial narrativo. Me explico: puedes crear una historia con lo que ocurre en la partida ronda a ronda, empleando clichés de las películas del género. Creo que es una buena adaptación a juego de mesa de estas cintas. Espero que este análisis de Hostage Negotiation haya hecho que os interese este juego.

 

Por Mariola Juncal

Ingeniera de minas que no trabaja de lo suyo (da igual cuando leas esto). Nintendera desde niña y rolera. Fundadora y exmiembro de Bastión Rolero.

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x