Volvemos de nuevo a la palestra para contaros nuestras
andanzas en este multitudinario evento.
El viernes nada más comenzar, oteamos el recinto con la
finalidad de reconocer el terreno para la posterior puesta en escena. Lo cierto
es que algunos de los stands que, a mi parecer, debían estar montados
previamente, aun no estaban operativos. En dicha coyuntura me lance a probar la
afamada PS4 Pro con una Sony Bravia 4k, desconozco si la gente poseedora de
dicha plataforma estará de acuerdo en lo que voy a exponer pero mi experiencia
al respecto ha sido reveladora. Personalmente no he notado una diferencia
abismal, ni tan siquiera notoria, en lo que respecta a la calidad gráfica con
su antecesora. Quizás se deba al margen que tuve para probarla pero mi
perspectiva es clara, hasta que no se ahonde más en los parches exclusivos, la
diferencia será nimia. El lugar en el que tuve el “privilegio” de jugar era
bastante incomodo, probablemente para levar anclas en un breve lapso de tiempo.
El peso de la VR en la contienda se dejaba ver a cada paso y los numerosos
equipos para abordar los títulos disponibles se repetían por doquier, dado que
estaban enfocados a torneos entre los asistentes.
Debemos reconocer que la diversidad de títulos de “renombre”
a abordar se tornaba escueto, sin la posibilidad de testear videojuegos previos
al lanzamiento. En este ámbito su enfoque va más dirigido al público joven que
se deleita con multijugadores competitivos. Personalmente me parece un error no
disponer de un espacio en el que poder vislumbrar la calidad que puede
ofrecernos un producto antes de su puesta en escena. Sin embargo el peso de los
títulos Indies se encuentra muy presente en el evento, dándole un papel
contundente, algo realmente bueno. Me ha sorprendido de manera grata, charlar
con estos desarrolladores que tratan su producto con especial cariño,
mostrándolo a los asistentes tal y como ellos lo ven. La mayoría de videojuegos
que he podido catar evocaban una calidad que no dejaba indiferente, dado los
medios que se les otorga, mostrando ambientaciones, mecánicas y conceptos
innovadores dentro de los géneros establecidos. Entre ellos títulos como Night and Day de Ikigai GameWorks, Khara de DNA Softworks, Tribute Of Rage de Coven Arts
o Rascal Revolt  de Sea Mantis Games.
Mañana volveré por esos lares con intención de finiquitar mi experiencia
probando los juegos restantes e incluso volver a deleitarme con los que ya he
probado. Es muy probable que me ponga en contacto con ellos para redactar un artículo
conjunto detallando mis impresiones, con la finalidad de darles la oportunidad
de exponerse, porque realmente creo que se lo merecen.  Si tenéis oportunidad de pasar por el stand de
la U-tad os garantizo que no os defraudara.
Decir que absolutamente todos los Indies que he testeado
tenían una calidad notable sería bastante hipócrita por mi parte. Aunque no sea
un usuario habitual ni suelo analizar este tipo de videojuegos, llevar una
prueba de calidad cuestionable, lastra la experiencia del usuario. Eso me ha
ocurrido con varios, que no mencionare por las posibles repercusiones que les
pueda ocasionar. Lo que si diré es algo que me parece básico, si un producto,
independientemente de su procedencia o el tiempo de desarrollo, no posee la
profundidad necesaria para poder interactuar
con él, es necesario seguir puliendo imperfecciones hasta llegar a un conjunto
bien formado. Entiendo que sea complejo, que la posibilidad de exponer tu obra
no puede dejarse de lado, pero hacerlo de una manera tan pobre creara una
pretensión perecedera, que lo acompañara hasta las siguientes revisiones. Os
ruego que lo tengáis en cuenta.
Los trabajadores de la organización y la seguridad, que
pululan incesantes por los alrededores de los lugares más concurridos, ofrecen
cordialmente sus servicios de manera profesional. Todo el recinto está muy bien
controlado, así que si vais con vuestros hij@s, tened por seguro que podréis
disfrutar todos sin tener que estar preocupándoos por la cantidad de gente que  se mueve de un lugar a otro.
La suntuosa puesta en escena de los eSport me ha acongojado,
la llegada del Call Of Duty Infinite Warfare a parapetado el Auditorio 1 con un
tumulto digno del circo romano. El buen planteamiento de estos torneos en un
espacio extenso, ha causado la delicia de los asistentes con las acometidas
competitivas de los jugadores nacionales que se han reunido allí. Sinceramente
no siento especial predilección por estas iniciativas, pero el público que se
ha congregado, ha disfrutado del ritmo frenético y las estrategias realizadas
por Thunder X3 Baskonia, Kiyf Logitech, Team Heretics y Emonkeyz en las semifinales, estos dos últimos lucharan mañana de 12:30 a 14:30 por alzarse campeones de este torneo.

Como no podía ser menos me he dejado caer por las
conferencias Vit Talks, sin duda lo mejor de la Fun & Serious, con
exposiciones del gran Warren Spector, achacando la falta de originalidad que
hay en las grandes apuestas que realizan las desarrolladoras y distribuidoras
actualmente. La perspectiva con respecto a cómo interactúa el usuario con los
videojuegos, en contraste a cómo debería de ser, destacando que él mismo tiene
que tomar parte implícita en las decisiones de la historia para crear una
experiencia única e impredecible. También ha acudido el señor Jonathan Marín, Director
creativo de Watch Dogs 2, para contarnos cosas sobre el juego con respecto a la
puesta en escena de los Hackers y su papel en el mismo. Por último, pero no
menos importante, la mesa redonda entre Antonio Santos de FS Gamer, Arturo
Monedero de Delirium Studios, Daniel Sánchez Mateos de Gammera Nest , Samuel
Molina “Fukuy” y Santiago Bustamante de RNE abordando el tema “El videojuego es
Arte”. Ha habido una “acalorada” acometida por buscar la definición de arte.
Para mí personalmente, el arte es una exposición, interpretada por el receptor,
que evoca todo tipo de sentimientos. Es un término bastante ambiguo ya que mi
perspectiva puede diferir de manera extensa con la de otro individuo, pero lo
considero una manera global de determinarlo.

Muchas veces la intencionalidad
con que un artista expone su “parecer” no siempre se ve reflejada para la
persona que lo reinterpreta, precisamente por dicha cuestión. Después la conversación
se ha tornado hacia la aprobación de un público entrado en años, en base al
arte, por la disposición implícita de que las consolas se consideran juguetes, y
como se estiman a los consumidores y desarrolladores personas Frikis. Bajo mi
punto de vista, me parece algo irrisorio buscar la aprobación de determinados
individuos, debería de resultar indiferente la predisposición de terceras
personas hacia los videojuegos siempre y cuando tu consideración para con los mismos
 se base en el deleite o lo consideres
algo más, véase la premisa que se exponía. Posteriormente cada asistente ha
puesto ejemplos claros de títulos que valoran como auténticas obras de arte, por
las diferentes piezas que conformar un puzzle, capaz de trastocar al usuario que
lo aborda. Es una verdadera pena que no acuda mas gente a lo que distingue, sin duda alguna, a este multitudinario evento

Me despido por hoy orgullosos, mañana el buque de
OrgulloGamer volverá a desembarcar en la Fun & Serious. ¡Nos vemos allí!

Por Redacción Orgullogamers

Orgullogamers es tu web favorita de videojuegos, cine, series, cómics y curiosidades sobre todos tus hobbies.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x