12 minutes

La narrativa emocional en 12 minutes

Annapurna nos vuelve a deleitar con una de esas entregas que nos tocan la fibra y nos hacen sentir todo lo que pasan sus protagonistas. Creado por Luis Antonio (Responsable del apartado artístico de The Witness) y contando con un reparto de lujo como son Daisy Ridley, James Mcavoy y Willem Dafoe, 12 minutes nos presenta una aventura «point and click» de bucles temporales en perspectiva cenital donde solo tendremos 12 minutos antes de que el tiempo se reinicia, cual día de la marmota.

 

Objetivo

Nuestro objetivo es resolver una historia de misterio que cuenta con tres personajes: el protagonista, su mujer y un policía. Todo ello se desarrolla en el apartamento de los dos primeros y no podremos escapar de ahí. En el primer vistazo estaremos más perdidos que un pulpo en un garaje pero poco a poco y, tras varios bucles, iremos hilando conceptos para avanzar en la resolución del misterio en solo 12 minutos.

Conversación a conversación, objeto tras objeto iremos construyendo nuestra historia, la cual puede tomar varios caminos dependiendo de la información que manejemos. Es muy importante la observación de los pequeños detalles, llegando a realizar acciones inhumanas para sacar algo de información para el próximo bucle.

Pero cuando logramos avanzar en la historia resulta altamente satisfactorio, aunque también resulta frustrante en ciertos momentos donde es fácil atascarse. Lo mejor es sentarse, conectar tu Gamepass (bendito Gamepass) y echarle horas tranquilo y con mucho ojo.

 

Intención

No pretende ser el juego del año, ni llegar a todos los públicos, pero nos encontramos con una obra narrativa notable donde destaca la originalidad. Tanto las voces como el guion son excelentes y logra atraparnos desde la primera toma de contacto. El aire minimalista de los escenarios le da un toque único a una aventura gráfica original y bien trabajada.

La banda sonora, que cuenta tanto con temas de Gardel como de temas propios casan muy bien con este escenario minimalista y nos da un toque más de inmersión en la historia. Es difícil de recomendar un título así por su particularidad, si os gustó What Remains of Edith Finch o Inside os lo recomiendo. Y por si os sirve, este videojuego ha cautivado al mismísimo Hideo Kojima, el cual ha declarado que jugándolo le han entrado ganas de hacer otro juego de aventuras.

 

La narrativa emocional

Nos encontramos un concepto cada vez más extendido en este mundo y que a mi, personalmente, me tiene encandilado. Aún recuerdo tener las manos temblando en Heavy Rain, llorar en Beyond: Dos Almas y, por supuesto, enamorarme de Life Is Strange.

 

Este tipo de juegos nos enseñan a desechar la idea de la jugabilidad y los gráficos para que algo sea bueno y se centra sobre todo en su historia y las diversas formas de contagiarte todas las emociones de cada personaje acercándose mucho al cine.

 

Entiendo que el nicho es pequeño, y que, ahora incluso más, las ventas cobran mucha importancia, pero esto nos hace volver un poco a los orígenes de los juegos donde la historia está por encima de todo, o como algunos llaman, mal llamado en mi opinión, películas interactivas.

 

Siempre fui muy fan de David Cage y todo su trabajo con Quantic Dream, y este videojuego sigue la buena línea que marca Annapurna, centrándonos en los 12 minutos y en las tantísimas posibilidades que tiene de acabar la historia, me atrevería incluso a catalogarlo de «experiencia» antes que de videojuego, pero bendita «experiencia».

 

Por Erick

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x