Colin McRae Rally (PSX), Colin McRae Rally 2.0 (PSX), 1nsane
(PC), Colin McRae Rally 2005 (PS2), Toca Race Driver 3(PS2), F1 2009 (PSP),
Dirt 2(PC), F1 2010 (PC) y Dirt 3(PC).



Esa es la lista de juegos de Codemasters (1nsane sólo
distribuido por lo que sé, pero al arrancarlo tenías el nombre de la compañía
bien en grande) que había podido catar antes de llegar a este Dirt Rally. Este
es mi primer análisis y seguramente haga poquitos más, porque en pocos juegos
me considero más preparado
que mis compañeros para hacer un análisis. Este es
uno de ellos.
Dos hombres en un coche, por un camino y contra el cronómetro.
Así es el rally y así es la mayor parte del juego.
Desde bien niño he sido amante del rally (deportes de motor
en general) y como tal siempre he estado al tanto sobre los videojuegos que
aparecían para esta disciplina, aunque no siempre pude comprármelos. Si os
habláis con gente que también se interese por este tipo de juegos os dirá lo
mismo que yo, el rally es una disciplina muy maltratada por la industria desde
la salida de Colin McRae Dirt. El caso es que hubo un pequeño oasis, Dirt 3,
donde Codemasters demostró que tenía capacidad para desarrollar un buen juego
de rally
(por las mecánicas que el juego demostraba), pero llamó más la atención todo eso de la “gymkhana” y Ken Block y el
“Hooning”. Después de aquello ocurriría Dirt Showdown y perdí la esperanza en
el ser humano.
A pesar de que Codemasters parecía querer tirar a la basura
las fantásticas mecánicas y físicas que tenía Dirt 3, no desaparecía jamás de
mi mente. Y es que en mi cabeza seguía formándose el juego perfecto de rally, y
rezando porque alguna vez existiera. Esas mecánicas de codemasters, coches de
todas las épocas y todas las clases, tramos con un encanto único y quitarle
todos esos rewinds y marquitas de por dónde ir y dónde frenar. Parece que algún
ente cósmico me escuchó o mucha gente quería lo mismo que yo, porque Dirt Rally
tiene justo eso y un poco más
.
¿Qué ofrece Dirt Rally?
Tres estilos de juego: Rally, Hillclimb y Rallycross. Cada
uno con su sistema de clasificación y sus pruebas distintas. Todo esto en
circuitos y tramos reales, en los que conduciremos coches reales que hemos
podido ver en las distintas épocas del campeonato del mundo de rallys, en la
famosísima subida del Pikes Peak o en el mundo del rallycross, con las
licencias del recién creado campeonato del mundo de rallycross.
El modo rallycross es otro aliciente más allá del clásico rally
y le añade muchas horas de juego
Estos tres estilos de juego aparecen en tres modos, que no
son un alarde de originalidad, pero es justo lo que el juego pedía. Los tres
modos de juego son, el modo carrera, el modo prueba personalizada y el modo
online. No hay nada más por este lado, el juego se aleja de cualquier cosa que
no sea correr y darte motivos para ello.
Tres estilos, tres modos, parece poca variedad… Te tragarás
esas palabras, porque el rally es así, 6 localizaciones que producen
sensaciones totalmente distintas, por los distintos terrenos que nos encontramos, y que requieren de técnicas completamente
distintas
para poder ir rápido. Y por si eso te parece poco, tienes 32 coches,
que incluso un cambio de coche estando en la misma categoría requiere de
adaptación
. Eso hablando sólo del estilo rally. Si bien es cierto que la
variedad en cuanto a Hillclimb y Rallycross es mucho menor, siguen dejando
horas de juego para aprender a controlarlos, que no dominarlos…
Valoración
Creo que está claro que el juego, en mi opinión, es el mejor
juego de rally que se ha hecho nunca
(lo siento por Richard Burns Rally, es
demasiado simulador). El juego hace que cualquiera que busque una experiencia
cercana a este deporte la encuentre, ya sea buscando algo más casual, tirando
al entretenimiento puro y duro, o buscando la simulación. Es un buen juego en
ambos aspectos, y en ambos casos se hace de querer, Codemasters ha dado con la
clave.
Y es que se nota cuando un juego está hecho con dedicación,
con cariño a lo que se está haciendo y con muchas ganas. Y es que; que se haya
creado un Early Access desde cero, escuchando a los fans y avanzando en lo que
pedían, que hayan dado opciones para configurar volantes para el más mínimo
detalle hasta en la versión de consolas o que se tenga una actividad en las
redes sociales como la que han tenido desde el primer minuto; dan fe de que
había ganas en el equipo desarrollador de este Dirt Rally. Y eso lleva a
comentarios positivos de todas partes, desde la parte más gamer (“no sé
vosotros, pero yo ya tenía ganas de un Colin McRae como los de antes”) o de la
parte más dedicada a simulación (“No es un simulador perfecto, pero transmite
unas sensaciones que si pueden hacerle pasar por uno de ellos”).
La modalidad de Hillclimb es la que más sufre por falta de contenidos
Sólo 4 coches y un trazado de 3 variantes.
Sin embargo, no pienso dejar de lado la gran pega, faltan
localizaciones
. Y es que 6 se hacen cortas, si bien es cierto que hablamos de
tramos reales y se agradece ese nivel de realismo y carácter que dan, queremos
más. Y es que esos 32 (maravillosos y emblemáticos) coches que nos brinda Dirt
Rally nos piden más kilómetros. Los coches de rallycross sacados con la
licencia del WRX exigen que haya más que 3 circuitos para marearlos. Y ese 405
t16 que Vatanen manejaba por Pikes Peak con una mano tapándose el sol a mí me
parece que no hay que encerrarlo en los 20 kilómetros del trazado americano.
Sin embargo, estos días he perdonado eso último a
Codemasters
, porque con la salida del juego en consolas, han añadido nuevo
contenido, varios coches en rally, disciplinas nuevas de rallycross y han
ampliado más lo que ofrece Pikes Peak. Y resulta que entre todo esto han
añadido lo que considero la guinda del pastel
, algo que casi me descubre el
juego de nuevo, el mini de rallycross. Y es que en un juego donde es imposible
competir en casi cualquier categoría desde cero, este cochecillo revienta el
modo rallycross con una conducción sencilla, pero difícil de llevar al límite
e
ir rápido, y eso hace que el juego con amigos pueda ser divertidísimo ya que
con un coche tan pequeño y rápido, el pique y los adelantamientos se aseguran.
Las carreras con este cacharro son muy divertidas y tensas.
Es un invitado muy especial.
Conclusión
Dirt Rally es una vuelta al origen por parte de Codemasters
y un punto de encuentro para todo tipo de jugadores
que piensen en acercarse a
un juego de coches. Un producto hecho con cariño y dedicación. Un trabajo bien
hecho, que hace que yo me pase horas delante del ordenador y que me empuja a
escribir mi primer análisis. Me gustaría explicar cada sensación que he tenido
con este juego, desde lo que me fascinan los entornos a lo que me divierto
conduciendo, desde lo que me gusta competir contra otros a la gente maravillosa
que he conocido gracias a ello. Sin embargo, si explicara todo eso, me metería
en una experiencia tan personal, que os obligaría a leer mi artículo anterior,
y no queremos eso, ¿verdad?

En definitiva, este juego me ha descubierto que aún es
posible tener afición por los rallys de forma virtual
, y que aún hay empresas
que se permiten hacer las cosas que les apetece hacer y no guiarse por lo que
mejor se comercializa. Seguramente corrijan el error de la falta de
localizaciones con un DLC
y entonces quizá cambie mi imagen sobre “los maestros
del código”, pero por ahora, estos chicos me caen bien, pero que muy bien.
Si os gustan los juegos de coches, aquí hay una cita obligada.
0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
KapaxPixels

Flipaba con el Subaru en Psx y los circuitos con nieve o nocturnos ( un rayo te devolvía a la carrera cuando volcabas xD ).

Pepalex

Si devuelve sensaciones del primer Colin…Sold

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
2
0
¡Dinos lo que piensas, comenta!x
()
x